ACERINA CRUZ / POEMAS

LA VIDA SE IMPONE

increíblemente hermosa
blanca y naranja
creció esta flor de ciudad
en la que un perro
orina cinco veces al día.

¿AMOR?

me quiere, no me quiere,
me quiere, no me quiere,
me quiere

dijo alguien
arrancándose los dedos.

DESPUÉS DEL ARTE

plácido almuerzo en la hierba
le déjeuner sur l’herbe
aunque manet acabe de pintar
cada detalle en su estudio
y del paisaje real a orillas del sena
cuelguen algunas víboras.

PLANTA CARNÍVORA

la drosera atrapa el alimento
en sus fluidos melosos

devora despacio las ladillas
del cuore.

SUPERGATO

el gato persa
con collar antipulgas
de sombra aristocrática
que defeca todas las noches
en tu azotea
se llama nietzsche.

MANOS EN EL AIRE

el “adiós”
se hace poniendo la mano abierta
como si fuéramos a decir “hola”
y agitándola como si lo estuviéramos borrando.

DESPERTAR III

la cola de parados se alarga
en las puertas de la oficina de empleo.
allí lamen los puntos suspensivos del suelo
porque son gotas de leche…

sólo una precaución:

la esperanza, una vez abierta,
debe conservarse en un lugar frío.

_______________________________

Estos poemas de Acerina Cruz (Maspalomas, Gran Canaria, 1983) pertenecen a su último libro publicado: in natura (2012).

LAS ILUMINADAS Y MAHOMA

Carlos Peña

(El Mercurio, Chile, 24/9/2012) ¿Tienen algo en común Las Iluminadas, el sketch televisivo contra el que el Consejo Nacional de Televisión de Chile formuló cargos, e Innocence of Muslims, la película que acaba de encender la ira de parte del mundo musulmán? Las Iluminadas es un sketch en el que un par de creyentes (inequívocamente evangélicas) irrumpen en un programa de entretención de adultos, lanzando condenas y acusaciones hasta caer poseídas por el espíritu. Al final, acompañadas de parte del público vestido de corbata, salen del estudio tocando el pandero (el que les queda, puesto que el fervor que las posee las hizo romper otros varios) y haciendo palmas al ritmo de ¡Tengo un gozo en el alma! ¡Grande!
Innocence of Muslims carece de esa comicidad y, a juzgar por el trailer que se hizo público, resulta más bien mediocre. Lo que le falta de talento parece sobrarle en insidia: Mahoma es retratado con tendencias homosexuales y sus seguidores (según informa The New York Times) como child lovers, una forma inequívoca de sugerir pedofilia.

No cabe duda. Son distintas; pero hay algo que comparten. Ambas usan un medio de masas (la televisión y el cine) para relativizar, mediante el humor en un caso y la simple insidia en otro, creencias religiosas que orientan la vida de millones de personas.

¿Deben callar? ¿Deben ser las creencias religiosas de las personas un límite a la libertad de expresión?

A primera vista hay buenas razones para responder que sí. Las creencias religiosas, para buena parte del mundo, son parte constitutiva de la identidad colectiva y personal y es muy difícil distinguir entre el discurso que relativiza las creencias y aquel que ataca el derecho a existir de quienes las sustentan. Así entonces –podría sostenerse– si se permite que una parte de la sociedad se ría de las creencias de la otra, lo que se estaría permitiendo es que una parte de la sociedad maltrate la dignidad y falte el respeto a la otra.

Así entonces Las Iluminadas deberían dejar de hacer reír e Innocence of Muslims debiera ser prohibida.

Pero salta a la vista lo inadecuado de ese tipo de medidas.

Desde luego, las creencias religiosas pretenden poseer una verdad total e irreductible y, en las democracias, tienen a su disposición todos los medios, la radio, la televisión, la prensa, la escuela y la universidad para defenderlas. ¿Por qué entonces –si tienen todo o casi todo para defenderse– no podrían tolerar que en la esfera pública se use el humor para limitar su influencia e ironizar acerca de las verdades que promueven? Si se las inmunizara contra el discurso que las molesta u ofende, esas creencias gozarían en la democracia de un poder casi incontrarrestable. Tendrían no sólo a Dios de su lado (lo que ya parece bastante) sino además al aparato estatal.

Así entonces Las Iluminadas tienen todo el derecho a hacer su show. Lo único que podría reprochárseles es que se rían de los inofensivos y modestos evangélicos y dejen a salvo al Opus Dei o a los Legionarios de Cristo, harto más influyentes y poderosos.

En el caso de Innocence of Muslims la solución debiera ser, en el fondo, la misma: no ceder a las amenazas del fanatismo religioso, en cualquier caso minoritario. Quienes han escalado las paredes de las embajadas para prenderles fuego no son la mayoría de musulmanes, civilizados y piadosos, sino muchedumbres alcoholizadas por sus creencias que no adhieren ni a la democracia ni a los derechos ajenos, grupos que, si se los deja crecer a pretexto de su fe, acabarán lapidando a quienes no piensan lo que ellos piensan, ni creen lo que ellos creen. Los Salafis (que han llevado el pandero en las protestas) no suscriben ni la democracia ni la idea de derechos individuales. Tienen derecho a existir y manifestarse, sin duda; pero no tienen ninguno a que se protejan de manera especial sus creencias.

No hay que olvidarlo. Si, a pretexto de proteger las creencias religiosas, la democracia abdicara de sus principios, acabaría no valiendo la pena.

PRESENTACIÓN DE LIBRO

Como parte del programa del Segundo Festival Atlántico de Poesía “De Canarias al mundo”, el miércoles 26, a las 19:00h, se efectuará la presentación del libro Objetos personales (1961-2011), que reúne la poesía completa de Manuel Díaz Martínez, prologado por el poeta cubano Raúl Rivero y publicado en la colección Biblioteca Sibila-Fundación BBVA de Poesía en Español. La presentación estará a cargo de Eduardo González Ascanio y Antonio Henríquez. El autor hará una lectura de poemas. La cita es en la librería Altair, C/ Perdomo, 6, Triana, Las Palmas de Gran Canaria.

CONTRA LA CRUELDAD: NO AL TORO DE LA VEGA

¡Cultura, pura cultura! El berrido de dolor del animal acuchillado no aparece en la foto. MDM

La última edición del Toro de la Vega fue declarada nula por incumplir sus propias normas, pero esto no evitó la tortura y muerte del toro Volante. Ahora, sin embargo, tenemos una oportunidad de oro para acabar con esta práctica atroz que atenta contra la ética más básica.

El Torneo, que consiste en la persecución y acoso a campo abierto de un toro y su indiscriminado lanceo hasta la muerte, ha despertado este año una ola de condena pública sin precedentes. Aún así, las autoridades locales siguen empecinadas en defender esta sangría anual, utilizando incluso la fuerza para mantener alejados a periodistas y activistas durante el día del Torneo. Pero ahora Avaaz está considerando colaborar con abogados especialistas para impulsar acciones legales que podrían desembocar en sanciones a los organizadores y en la suspensión del evento.

Una petición iniciada por una miembro de Avaaz pidiendo la abolición del Torneo del Toro de la Vega ya ha reunido más de 75.000 firmas. Relancemos la campaña –si logramos ahora alcanzar las 200.000, nuestro impacto será mucho mayor, reforzando la estrategia legal que podría darle la puntilla a este espectáculo inhumano y sentar un valioso precedente para acabar con la tortura de animales en nuestro país–. Firma abajo la petición y compártela con todo el mundo:

http://www.avaaz.org/es/toro_de_la_vega_/?bqvWAbb&v=18013

Quienes defienden este Torneo argumentan que es el más antiguo vestigio de las fiestas de los toros y por tanto un referente antropológico del que sentirse orgullosos. Sin embargo, el día mismo del evento, ese orgullo se convierte en secretismo y agresividad hacia cualquier visitante “sospechoso”. Así, Tordesillas se cierra a cal y canto, y quienes quieren expresar su rechazo han de hacerlo alejados de donde sucede todo.

Muchos de estos defensores amenazan y acosan a quienes intentan grabar y mostrar al mundo lo que realmente sucede ese día. Y en lo que parece el mundo al revés, las fuerzas de seguridad del Estado expulsan a periodistas y a defensores del toro, mientras protegen a quienes lo torturan. Todo ello financiado con jugosas subvenciones públicas.

A pesar de las crecientes críticas, incluso por parte de voces pro-taurinas, la Junta de Castilla y León se mantiene en sus trece y dice que no prohibirá el Torneo anual “mientras la normativa se cumpla”. Pero lo cierto es que, a pesar de lo enrevesado de la legislación vigente y de las lagunas existentes, los propios reglamentos del evento se incumplen año tras año –y ésta puede ser nuestra mejor oportunidad para lograr la abolición de este Torneo y de otros muchos crueles festivales que se celebran por todo el país–.

IFS Abogados, un bufete de expertos en casos de maltrato animal, lleva años trabajando en este tema, y los acontecimientos de este año podrían dar alas a sus denuncias. Pero necesitan nuestro apoyo para que sus esfuerzos no caigan en saco roto. Únete ahora a la campaña para abolir el Toro de la Vega y ayuda a terminar con esta extrema crueldad contra los toros. Firma ahora la petición:

http://www.avaaz.org/es/toro_de_la_vega_/?bqvWAbb&v=18013

Juntos, los miembros de Avaaz estamos luchando batallas para asegurar la protección de los animales en todo el mundo. Hace unas semanas, lanzamos una campaña exigiendo al gobierno sudafricano que detuviera el tráfico de huesos de león, utilizados para producir medicinas falsas en Asia. Alcemos nuestras voces ahora contra el cruel Torneo del Toro de la Vega. Ha llegado la hora de abrir una nueva era en la que nuestras celebraciones culturales no dependan de la tortura de animales.

PRESENTARÁN EN MÉXICO NOVELA DE RAÚL ORTEGA ALFONSO

Carlos Olivares Baró, profesor y musicólogo cubano radicado en México, me informa de que el jueves 27 de septiembre, en la Librería Gandhi/Mauricio Achar de la capital mexicana, se realizará la presentación de Fuácata (Editorial Terracota, 2012), primera novela del poeta cubano Raúl Ortega Alfonso (La Habana, 1960).

El texto que pone al descubierto la descomposición moral de algunos sectores de la Cuba actual. Exacerbada y tragicómica cronología de un grupo de trabajadores de la fábrica más importante del reputado ron Havana Club, en Santa Cruz del Norte. Zozobra de una joven madre soltera por conseguir alimentos básicos para su pequeña hija, y un poeta desenfadado y alcohólico que intenta seducirla. Retrato de los años 90 de la Cuba azotada por el famoso Periodo Especial tras la caída del Muro de Berlín. Fábula sin concesiones, ácida y avasallante.

Ortega Alfonso, quien reside actualmente San Luis Potosí –localidad ubicada en la región centro-norte de México–,  ha publicado, entre otros poemarios, Las mujeres fabrican a los locos, Acta común de nacimiento, Con mi voz de mujer y  Sin grasa y con arena.

Presentadores: Ruben Cortés, Félix Luis Viera y Carlos Olivares Baró; Moderadora: Ximena Ruiz, Jefa de Prensa y Relaciones Públicas de Editorial Terracota; Lugar: Librería Gandhi/Mauricio Achar, Avenida Miguel Ángel de Quevedo, 121, Colonia Guadalupe Chimalistac, Mexico DF; Fecha: 27 de septiembre, 19:00h. Vino de honor y firma de ejemplares por el autor. 

PUBLICADO EL TOMO III DE LOS ENSAYOS COMPLETOS DE LEZAMA LIMA

La Editorial Confluencias (Almería, España) ha publicado, bajo el título de La expresión americana, el tercer tomo de los Ensayos completos del gran poeta, narrador y ensayista cubano José Lezama Lima (La Habana, 1910-1976). Se trata de una edición crítica de 335 páginas, con introducción y notas de Leonor Ulloa, Justo C. Ulloa e Irlemar Chiampi. Los ensayos de esta figura capital de la literatura cubana del siglo XX ocuparán seis tomos.

VOTARÉ POR CAPRILES

Teódulo López Meléndez, Caracas.

Durante los últimos años he cumplido a cabalidad lo que consideré –y considero– una tarea obligatoria para con el propio país. No me he detenido en las incomprensiones. Numerosos libros, audios y videos he hecho para dejar sentada mi opinión, bajo el criterio de que las ideas se caracterizan por ser de lento avance.

He conceptualizado sobre una democracia del siglo XXI, he señalado los vicios a superar, he marcado las falencias de la representación y he formulado un diseño de país, al igual que un corpus de propuestas concretas sobre la realidad nacional.

Llegué a anunciar una precandidatura presidencial, manifesté las razones por las cuales me negaba a ir a las primarias convocadas por la MUD y, en medio de esta enfermedad llamada polarización, dejé ir la idea de aspirar al único cargo de elección popular que me interesa.

La política es el supremo sacerdocio de servicio. Mis ideas, todas las cuales ratifico ahora, están expresadas en “Proyecto país”, “Lo propongo”, “Incisiones para una democracia del siglo XXI” y “La tercera opción”, entre otras.

He hablado a largo sobre la degeneración de las campañas electorales, he señalado cómo la que vivimos se iba convirtiendo en el mejor ejemplo de ese aserto, he llamado a estadios superiores y a no ver con mirada simplista la realidad venezolana sino con pensamiento complejo.

He combatido los radicalismos y extremismos y manifestado sin tapujos mis discrepancias, inclusive con varios de los anuncios programáticos hechos por la oposición.

Y así, hoy, debo anunciar que votaré por Capriles. Lo hago a pesar de las reservas. Apoyando a Capriles hay alguna gente con la que no se puede compartir una visión de país, pero la realidad política admite que primero se hace el viaje y se mantiene limpia el alma. Algo al respecto le dijo Virgilio a Dante mientras le mostraba las gradaciones del infierno.

Ya del gobierno de Chávez no se puede esperar más. He hablado constantemente de algunos principios correctos enlodados por la manipulación. Toca el uso de esparadrapo y jabón.  Aprovechemos que los marginados de siempre fueron despertados y que una nueva cultura política se sembró en el alma popular. El gobierno de Chávez se agotó a sí mismo y esta denominada “campaña electoral” sólo ha mostrado ese agotamiento. Ya este gobierno no puede dar nada más, a no ser lo que está mostrando: ejercicio de violencia y guerra sucia.

A pesar de todas mis consideraciones expuestas sobre la presente coyuntura atiendo a la realpolitik e iré a votar el 7 de octubre, no sin recordar lo que siempre he dicho: sin desconocer la importancia del hecho, el futuro de este país se decidirá realmente en fechas posteriores, en la marcha de unos acontecimientos para los cuales se requerirá serenidad, sentido de país y mirada profunda. No caigo en la polarización y mantengo mi idea de que cualquiera sea el resultado de las presidenciales hay que ir a la conformación de una “tercera opción”, por las docenas de razones que he expuesto y que no es menester repetir en la brevedad de esta declaración, pero de las cuales sólo me permito recordar la muerte de las ideologías y el agotamiento de los partidos venezolanos.

Prefiero estar en la oposición al gobierno de Capriles, si ese fuere el caso de conciencia. Votaré por él y estaré atento a sus gestiones de gobierno. Véase como se vea, este país cambió y espero que Capriles en el ejercicio del poder así lo comprenda. Espero que Capriles muestre carácter, escoja bien a sus cercanos y sepa dar acogida a las nuevas ideas mediante un gobierno alejado de élites agotadas que sólo tienen como objetivo salir de Chávez y recuperar detestables privilegios, cuando el objetivo verdadero es edificar lo que he llamado una república de ciudadanos, una democracia del siglo XXI y una sociedad del conocimiento, todo bajo un claro concepto de socieconomía y de justicia social.

Si el día de mañana debo ejercer la oposición a Capriles no por ello me arrepentiré de esta decisión. Los términos de la cruda realidad obligan.

Este país no aceptaría una restauración. Capriles ha hablado insistentemente del futuro. Para recordárselo con la vehemencia debida estará siempre este que hoy le otorga su voto. Pero más dentro de la realpolitik aún, estará un país que hoy es otro.