CAMPAÑA DE AVAAZ A FAVOR DE INDÍGENAS BOLIVIANOS

El pasado domingo, la policía boliviana usó gas lacrimógeno y garrotes para reprimir a hombres, mujeres y niños indígenas que están marchando en contra de una mega carretera ilegal, que cortaría en dos un área protegida de la selva amazónica.

Tras el incidente, Bolivia se ha visto inmersa en una grave crisis. La Ministra de Defensa dimitió en repulsa a la violencia policial, y después le tocó el turno al Ministro de Interior. Además, los bolivianos están tomando las calles en señal de protesta por todo el país, y el presidente Evo Morales se ha visto obligado a suspender temporalmente la construcción de la controvertida carretera. Aun así, algunas poderosas compañias extranjeras ya se están repartiendo esta importante reserva natural. Pero si ahora el mundo se une a estos valientes indígenas, podremos lograr que la carretera siga una ruta diferente, y se garantice la protección del Amazonas.

Avaaz ha hecho entrega de esta urgente petición con más de 115.000 firmas de nuestros miembros bolivianos y latinoamericanos a dos ministros clave del gobierno, y sabemos que andan muy preocupados ante la creciente protesta ciudadana. Ahora, tras la violencia del domingo, necesitamos aumentar la presión y activar una alarma mundial masiva para que Evo Morales detenga la represión y pare esta carretera. Haz clic para firmar esta petición, que será entregada al presidente Morales de forma espectacular cuando alcancemos las 500,000 firmas:

http://www.avaaz.org/es/bolivia_stop_the_crackdown/?vl

Cerca de 2.000 indígenas han estado marchando durante seis semanas desde la Amazonía, hasta la capital. Y finalmente, en el curso de una reunión de Avaaz con el Canciller de Bolivia la semana pasada, el gobierno se comprometió a abrir el diálogo con sus líderes. Sin embargo, el sábado, el Canciller fue a hablar con los marchistas y al rechazar sus demandas, mujeres indígenas le obligaron a marchar con ellas para poder atravesar el cerco policial. Al día siguiente, la policía cargó contra el campamento de los manifestantes, a quienes golpearon brutalmente, deteniendo a cientos de personas a los que luego montaron en autobuses, llevándoselos a la fuerza.

La ruta de 300km propuesta por el gobierno, cortaría por el corazón del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS); un tesoro de la Amazonía boliviana, famoso por sus árboles gigantescos, su asombrosa vida animal y sus reservas de agua fresca. Su trascendencia natural y cultural le han merecido el status de una zona doblemente protegida: como parque nacional y como territorio indígena. La carretera está financiada por Brasil, quien busca salida hacia los puertos del Océano Pacífico suramericano. Pero esto es sólo la punta del iceberg: esta carretera será como una arteria venenosa que destruirá a estas comunidades y al bosque, abriendo el camino a futuras exploraciones petroleras y mineras, y al desarrollo de agricultura e industrias a gran escala en esta área protegida. Un estudio reciente ha concluido que, de construirse esta vía, el 64 por ciento del parque podría ser deforestado para el 2030.

Según la ley boliviana y el derecho internacional, las comunidades indígenas deben ser consultadas si el gobierno decide hacer uso de sus territorios. Por otro lado, estas comunidades del TIPINS están pidiendo alternativas más seguras para fomentar el crecimiento económico y la integración regional. Pero el gobierno ha ignorado la oposición de los representantes del TIPNIS, y no ha estudiado ni una sola ruta alternativa por fuera de este territorio. En su lugar, Morales ahora está promoviendo un referendo en la región, hecho que ignora por completo las leyes sobre la consulta indígena y que puede ser interpretado como un intento de fabricar un consenso ilegítimo.

Morales ha sido reconocido a nivel mundial por su firme posición a favor de la protección del medio ambiente y de los pueblos indígenas. Ahora que la violencia en Bolivia está llegando a un clímax, pidámosle que se mantenga fiel a esos principios, que acompañe a quienes están al frente de la batalla por la protección del Amazonas, y que respete los derechos comunidades indígenas.

Una y otra vez, nuestros gobiernos deciden renunciar a la protección de la tierra de la que todos dependemos, y violar los derechos de las comunidades indígenas, bajo la promesa del desarrollo y del crecimiento económico. Cada año, nuestros líderes dan prioridad a la minería y la deforestación, sobre nuestra propia supervivencia, enriqueciendo a menudo a grandes compañías extranjeras. Pero en el futuro que todos queremos, el medio ambiente y las vidas de las personas inocentes están por encima del lucro económico. El presidente Evo Morales tiene ahora la oportunidad de apoyar a su pueblo, salvar la Amazonía, y reconsiderar qué tipo de desarrollo necesita América Latina.

CURIOSA TEORÍA ECONÓMICA

El tipo se llama Marc Faber. Es analista de inversiones y empresario. En junio de 2008, cuando el gobierno de Bush estudiaba lanzar un proyecto de ayuda a la economía americana, Marc Faber escribía en su boletín mensual un comentario con mucho humor: “El Gobierno Federal está estudiando conceder a cada uno de nosotros una suma de U$ 600,00. Si gastamos ese dinero en Wal-Mart, ese dinero va a parar a China. Si gastamos en gasolina, va para los árabes. Si compramos un computador, va para la India. Si compramos frutas, irá para México, Honduras o Guatemala. Si compramos cocaína, irá para Colombia, Perú y Bolivia. Si compramos un buen auto, irá para Alemania o Japón. Si compramos tonterías, se va para Taiwán… Y ningún centavo de ese dinero ayudará a la economía americana. El único medio de mantener ese dinero en USA es gastándolo en putas o cerveza, considerando que son los únicos bienes todavía producidos aquí. Yo ya estoy haciendo mi parte…”.

Respuesta de un economista argentino, igualmente de buen humor: “Estimado Marc: Realmente la situación de los norteamericanos es cada vez peor. Y lamento informarle que la Budweiser fue recientemente comprada por la brasilera AmBev. Por lo tanto, le quedan solamente las putas. Ahora, si ellas decidieran mandar su dinero a sus hijos, el mismo vendría directamente hacia la Casa Rosada en Buenos Aires, hacia el Palacio Quemado en La Paz, hacia el Palacio de Carondelet en Quito, hacia el Palacio de Miraflores en Caracas y hacia el Palacio de Nariño en Bogotá, donde existe la mayor concentración de hijos de puta del mundo”.

(Gracias a Jesús Artiles.)

GOLPEADOS BRUTALMENTE MARTHA BEATRIZ ROQUE Y OTROS OPOSITORES POR LA POLICÍA CASTRISTA

(La Habana, 28/9/2011) La ex presa política Martha Beatriz Roque, dirigente de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios (RCCC), fue brutalmente golpeada en la tarde de ayer martes 27 de septiembre por oficiales del Departamento de la Seguridad del Estado. “He sido arrestada y maltratada muchas veces durante estos largos años de enfrentamiento contra la dictadura de los Castro, pero nunca antes había sido tan golpeada como hoy”, dijo Martha Beatriz a Sylvia Iriondo, presidenta de MAR por Cuba, en conversación telefónica. En otra declaración a medios de prensa, expresó: “Me duelen los golpes, pero lo que más me duele es la falta de libertad”.

Martha Beatriz, en compañía de Berta Soler, una de las principales voceras de las Damas de Blanco, y de Arnaldo Ramos Lauzerique, ex preso político y también activista de la RCCC, se dirigían en un taxi hacia la estación policial situada en la Calle Aguilera, en la barriada de Lawton, para interceder por tres familiares de presos políticos de Palma Soriano a quienes las autoridades policiales les habían incautado dinero, alimentos y ropa que era destinada para los recientemente encarcelados miembros de la Resistencia en esa ciudad de la provincia Santiago de Cuba.

A poca distancia de la estación de Aguilera, un vehículo de la Seguridad del Estado aparatosamente se interpuso ante el taxi obligándolo a detenerse y sacando violentamente a los tres pasajeros. A Berta Soler la introdujeron, en medio de golpes e insultos, en un carro patrullero, que la condujo primeramente a una estación de policía en Santiago de las Vegas y posteriormente a otra de la barriada de La Lisa, en Marianao, al otro lado de su lugar de residencia en Ciudad Habana. Fue excarcelada posteriormente luego de que su esposo, el ex preso político Ángel Moya Acosta denunciara su desaparición.

Martha Beatriz y Arnaldo Ramos fueron introducidos a golpes y empujones en el carro de la Seguridad del Estado, donde también viajaban el teniente coronel del MININT (Departamento 21- Enfrentamiento a la Contrarrevolución) conocido como Camilo, y una agente de la policía. Durante todo el trayecto el Tte. Coronel amenazaba e insultaba a los detenidos.

Cuando el vehículo se acercaba a Santos Suárez, donde reside Martha Beatriz, ésta dijo que si la seguían ofendiendo se bajaba del automóvil, y lo hizo, lo que dio lugar a que, delante de transeúntes y vecinos del lugar, el Tte. Coronel la golpeara y la pateara repetidamente. Ramos Lauzerique, que gritaba en solidaridad con Martha Beatriz, llamando la atención de que quienes la golpeaban eran oficiales de la Seguridad del Estado, fue también salvajemente golpeado, principalmente por los riñones. Los golpes, amenazas y ofensas a los dos detenidos continuaron luego que fueron introducidos nuevamente en el vehículo policial. Cuando llegaron a la vivienda de Martha Beatriz, la sacaron del carro a golpes y empujones.

Martha Beatriz es del criterio de que la intensidad de la represión policial durante las últimas semanas es una señal de que al régimen de los hermanos Castro le queda poco tiempo en el poder.

MAR por Cuba condena esta más reciente acción represiva del régimen de los hermanos Castro, condena que también elevará a gobiernos democráticos y organismos internacionales defensoras de los derechos humanos, para que la Resistencia cubana reciba todo el apoyo internacional que exigen estos tiempos, cuando se incrementan las manifestaciones del pueblo cubano en reclamo de libertad.

LA RESISTENCIA CUBANA DENUNCIA ESCALADA REPRESIVA

MAR POR CUBA DENUNCIA BRUTALIDAD POLICIAL CONTRA MUJERES DE LA RESISTENCIA CUBANA

(La Habana, 26 de septiembre) El sábado 24 de septiembre la policía política del régimen de Fidel y Raúl Castro demostró una vez más su abusiva crueldad contra mujeres cubanas que se manifiestan pacíficamente en favor de la libertad de los presos políticos y de la democracia para todos los cubanos.

Turbas organizadas por el régimen, entre las cuales pudieron ser identificados fornidos oficiales de los cuerpos represivos del castrismo, golpearon brutalmente a Damas de Blanco que reunidas en la vivienda de su portavoz, Laura Pollán, pretendían marchar, con gladiolos en sus manos, para asistir a misa en la Iglesia de las Mercedes, el día de la Virgen de las Mercedes, que es patrona de los presos políticos. Laura recibió golpes que le rompieron e hicieron sangrar el labio inferior, le torcieron un brazo y la empujaron contra la entrada de su casa, como pudo observarse en fotos divulgadas por la prensa internacional. Otras mujeres también recibieron golpes y empujones.

El mismo sábado, en horas del mediodía, un grupo de varias organizaciones convocadas por el Frente Nacional de Resistencia Cívica y Desobediencia Civil “Orlando Zapata Tamayo” (Frente), celebró el “Día de la Resistencia” con una marcha por Río Verde, localidad al oeste de La Habana, gritando consignas en favor de la libertad y reclamando mejores condiciones de vida para todos los cubanos. Los manifestantes portaban una bandera cubana y un gran cartel de tela blanca con el emblema del Frente. Poco después otra turba policial se dirigió a la vivienda de Sara Marta Fonseca, líder del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba y portavoz del Frente, con la aparente intención de intimidar al grupo de la Resistencia reunida en esa vivienda para realizar un cacerolazo, también como parte del Día de la Resistencia. Con gran valentía se enfrentó la Resistencia a la turba represiva, a pesar de recibir golpes y ser arrastrados varios de ellos para ser conducidos a un carro patrullero que los llevó arrestados a una estación policial. Los detenidos fueron Jorge Luis García Pérez (Antúnez), Rances Camejo, Heriberto Liranza, Hermógenes Inocencio Guerrero, Julio Ignacio León y Sara Marta Fonseca, esta última demostrando una vez más su coraje al enfrentarse a los represores.

MAR por Cuba, al mismo tiempo que condena las golpizas y arrestos perpetrados por la dictadura castrista contra pacíficos miembros de la Resistencia cubana, en particular los cometidos contra indefensas mujeres como Laura Pollán y Sara Marta Fonseca, destaca la inquebrantable voluntad y valentía de la mujer cubana de la Resistencia que, en el caso de las Damas de Blanco, lograron su propósito de llegar a la Iglesia de las Mercedes cuando una de sus líderes, Berta Soler, junto a otras doce mujeres, se burlaron de la persecución policial saliendo desde otro lugar en vez de desde la residencia de Laura, que había sido bloqueada por la policía política. Otra muestra de la fortaleza de las Damas de Blanco y mujeres de la resistencia es el hecho de que al día siguiente, domingo 25 de septiembre, como respuesta a la brutal represión de pocas horas antes, 70 Damas se hicieron presentes en la Iglesia Santa Rita, como cada domingo, para orar y marchar por la libertad de todos los presos políticos y por la libertad de Cuba, reiterando una vez más su inquebrantable compromiso.

LA PERMANENCIA DE LO HUMANO

Teódulo López Meléndez, Caracas.

Los futurólogos, cuyas descripciones exceden a la ciencia ficción, nos hablan de una industria y de una agricultura completamente robotizadas, lo que sucedería incluso con las guerras si es que ellas persisten en la agenda humana. Las cárceles desaparecerían sustituidas por microchips implantados, tal como hoy las pulseras electrónicas se asoman para controlar a quienes han delinquido. Terminará la discapacidad debido a prótesis inteligentes e inclusive las quemaduras con efectos desastrosos serían cosa del pasado ante la implantación de de una piel artificial sensible a la temperatura y al tacto. La nanotecnología habrá perfeccionado implantes sustitutivos de órganos o ellos podrán regenerarse a partir del propio cuerpo del afectado. Aquellas imágines de teletransportación se convertirán en realidad y podremos instalarnos un disco duro adicional para aumentar nuestra capacidad de memoria.

Podríamos detenernos en mil y un pronósticos de lo que las nuevas generaciones tendrán o vivirán, pero en algo podemos estar de acuerdo sin necesidad de disparar la imaginación hacia la fantasía y es en lo que plantea en sus ensayos sobre neuropolítica el Dr. Timothy Leary cuando nos asegura, además de que la meta suprema de la ciencia es la extensión indefinida de la vida humana, que para que ello suceda se requieren dos cosas, la migración espacial y la elevación de la conciencia-inteligencia del hombre para que sea capaz de acceder a estos escenarios.

Así lo hemos dicho muchas veces: el futuro del hombre está en el espacio exterior, en convertirse en habitante de otros mundos, pero para ello, para su supervivencia, deberá romper los límites de su actual conciencia. Es posible que para lograrlo debamos marchar hacia un comunitarismo extenso que exceda a las agrupaciones de hoy, fundamentalmente basadas en la tecnología, como ya lo asoman las redes sociales y la degradación de viejas instituciones desde la familia hasta el Estado-nación. Esto es, podríamos estar marchando hacia una evolución artificial, lo que también podría establecer las nuevas diferencias entre los que los analistas del futuro llaman los “mejorados” y entre quienes se han negado a ello. La relación del hombre con las máquinas ha sido tema especulativo permanente entre los autores de ciencia ficción, como sucede en Matrix, donde se funciona a base de chips en el cerebro.

No nos detengamos en detalles sobre nuestra apariencia, en si las computadoras nos harán más pequeños debido a la inmovilidad y nos pareceremos a los dibujos que se han hecho de supuestos extraterrestres que han estado por aquí en platillos voladores. La realidad es que para enfrentar el futuro en cualquiera de sus manifestaciones debemos aprender y aprender más rápido. Los países del futuro, si es que existen países como los conocemos, que tengan mayor probabilidad de éxito serán aquellos capaces de acumular más conocimiento y aprendizaje. En alguno de mis textos anteriores he estado insistiendo en lo que es ya una expresión común en las ciencias sociales de hoy: una sociedad del conocimiento. Para ello no nos podemos distraer en discusiones banales o en prácticas políticas añejas, olvidando que debemos crear aprendizaje organizacional y transformar todos los procesos escolares. Transformarlos para inculcar valores de lo humano, esto es, de lo que ha impedido la destrucción de nuestra especie y que hoy todavía llamamos así, valores, tales como ética, verdad, moral y sentimientos. Posiblemente lo que los antiguos griegos llamaron la Sophia, la sabiduría. El conocimiento no es la recepción de información, lo es de saberse a uno mismo y en consecuencia quedar educado para la vida. Cuando esto se logra entonces se busca el conocimiento y se adquiere para un sentido común de pertenencia. Más allá de los avances tecnológicos o de nuestro logro de conquista de nuevos mundos, será ello lo que haga posible la permanencia de lo humano.

CATALUÑA / ¿VOLVERÁN LOS TOROS EN LAS PLAZAS SU SANGRE A DERRAMAR?

Hoy tendrá lugar en la Monumental de Barcelona la última corrida en Cataluña. La última hasta que el Partido Popular, seguro ganador de las próximas elecciones generales, cumpla su amenaza de volver a legalizar en esa autonomía el suplicio del toro como espectáculo “artístico” y “bien cultural” y, por consiguiente, restablezca allí el negocio –subvencionado por el Estado– más emblemático de la España negra. A propósito, acabo de leer un recomendable artículo de Antonio Muñoz Molina titulado “Arte de matar”, publicado en 2008, del cual les ofrezco el último párrafo:

Puedo comprender que mi padre se conmoviera viendo una corrida de toros: ahora veo la foto de un torero en la primera página de los periódicos más serios, leo los ríos de prosa artístico-taurina que vuelven a derramarse, y siento vergüenza de mi país, y un aburrimiento sin límites. Ya sé que en España la defensa del trato digno hacia los animales merece el mismo escarnio que se reservaba hace un siglo para las sufragistas. ¿Realmente hay mucha nobleza en el espectáculo de atormentar a un animal y de acabar con él no en ese instante de arte supremo que tanta emoción provoca entre los intelectuales de mi época, sino, como suele ocurrir, después de una repulsiva sucesión de torpes estocadas? Mentes selectas han decidido que las corridas de toros son alta cultura: no deberá extrañarnos que fuera de nuestro país mucha gente siga pensando que toda nuestra cultura son las corridas de toros. Si yo fuera pintor español, incluso si fuera pintor español aficionado a los toros, me causaría cierta desolación que el único artista español digno de la atención del crítico estrella del New York Times sea el torero José Tomás. Leo también, desde lejos, que además de artista José Tomás es poeta. Y no puedo menos que pensar en la vieja tradición de literatos caprichosos dedicados a llenarles la cabeza de pájaros a algunos toreros que tal vez se dedicaron a ese oficio por la simple razón de que les ofrecía la posibilidad de no morirse de hambre. El Llanto por Ignacio Sánchez Mejías es un gran poema, desde luego. Pero no sé si compensa las toneladas de lirismo taurino tan pegajoso como pringue de chorizo que han vuelto a inundar los periódicos, justo cuando los toros, por fin, se van convirtiendo de verdad, para la mayor parte de la ciudadanía, en una penosa antigualla que sólo sobrevive gracias a la subvención, como cualquier otra de nuestras identidades ancestrales.