DÉJÀ VU

Para los cubanos, a estas alturas de nuestra tragedia nacional, nada de lo que hace o dice el régimen castrista es nuevo ni sorprendente. Una de las características de ese circo sin pan que padecemos hace más de medio siglo es lo reiterativo que es. Que ahora la dictadura divulgue un vídeo en el cual el español Ángel Carromero recita la versión oficial de la muerte de Payá no tiene nada de novedoso, como tampoco lo tiene que lleve ante la prensa, custodiado por agentes de la Seguridad, al sueco Modig para que “revele” que fue a Cuba a llevarle dinero del Partido Democristiano Sueco al “mercenario” Payá (porque la dictadura está empeñada en hacerle creer al mundo que los cubanos somos incapaces de odiarla y combatirla gratis). Pero no hay vídeo ni rueda de prensa que valgan: mientras los únicos testigos de los hechos estén en manos de la dictadura -que en este caso es juez y parte-, y se carezca de una investigación confiable, hay que mantener en cuarentena la versión del accidente.

Anuncios

DE ANIMALES

Félix Luis Viera, México.

En marzo de 1996 me invitaron a una corrida de toros. En la Feria del Caballo que todos los años se celebra en Texcoco, México. Digo que me invitaron porque la entrada no me costó nada, era una cortesía del Gobierno local.

Entré por curiosidad (nunca había estado en semejante espectáculo) y porque no me costó nada satisfacerla; o tal vez por no hacerle el desaire a quienes me habían invitado. Mi butaca estaba cerca de la arena.

Cuando salió el primer toro de la tarde, patinó, arañó la tierra con las pezuñas traseras y un pegote me dio entre ceja y ceja. El público a mi alrededor rió.

La banderilla tiene una lengüeta de hierro que va desangrando al toro en la medida en que el torero va clavando una tras otra en la cerviz del animal, me explicó uno de mis invitantes, cuando el torero estaba llevando a cabo este trabajo.

Era un toro negro-grisáceo. Mientras le clavaban las banderillas, sangraba por ríos. El público aplaudía cada vez que el torero clavaba una en el lugar adecuado y, con un gesto esquivo, lograba salir indemne.

Cuando el toro estuvo “a punto”, el matador, luego de ciertos pases de rigor que enseñaban su donosura y valentía, preparó el estoque, listo para entrar a matar. La gente coreaba y coreaba para que el matador terminara su labor. Es decir, para que terminara de matar al animal. Yo, de pronto, me sorprendí, interior, inconscientemente, alentando al toro.

El toro cayó —de rodillas, como humillado— ante la figura del matador, quien, arqueando su cuerpo, adelantando el pecho, parecía que aún desafiaba a lo que ya era un cadáver.

Al salir, mis invitantes me preguntaron qué me había parecido la faena.

No respondí nada. Hasta hoy.

(Félix Luis Viera, poeta y novelista cubano residente en México.)

[Tomado del blog Gaspar, El Lugareño.]

OPINIÓN AJENA

[…] En este marco de progreso sostenido, los intercambios económicos entre Chile y Perú denotan también un dinamismo sin precedentes. Empresas chilenas operan en todo el Perú, han creado muchos miles de puestos de trabajo y, desde hace algunos años, varias compañías peruanas han empezado también a invertir y trabajar en Chile. El número de peruanos que, desde que comenzó el despegue económico chileno, emigraron al país vecino y han echado allí raíces se cuenta por decenas de millares.

Todo esto es bueno y beneficioso para ambos países, y debe ser alentado porque, además de contribuir al progreso material de Chile y Perú, irá desvaneciendo cada día más las susceptibilidades, resistencias, enconos y prejuicios que sectores nacionalistas tan exaltados como irresponsables se empeñan en mantener vivos y están atizando con motivo del diferendo limítrofe que se dirime en La Haya. Esas manifestaciones de patrioterismo barato con que ciertos órganos de prensa y grupos políticos extremistas tratan de sembrar la discordia entre ambos países no son desinteresadas. Su secreta intención es justificar el armamentismo, es decir, las vertiginosas inversiones que significa comprar en nuestros días esos juguetes mortíferos con que juegan los ejércitos, distrayendo recursos que deberían más bien volcarse en las áreas de salud, educación e infraestructura, indispensables para que el desarrollo económico no quede confinado en los niveles de altos y medios ingresos y llegue también donde más falta hace, los sectores desfavorecidos y marginales. Aunque es verdad que en los últimos años estos sectores se han encogido, siguen siendo todavía intolerablemente extensos. Y no hay desarrollo digno de ese nombre si una democracia no es capaz de crear, en el campo económico, igualdad de oportunidades para todos sus ciudadanos. […]

Mario Vargas Llosa: “Llamado a la concordia”. EL PAÍS, España, 29/7/2012.

LA VIUDA DE PAYÁ RECHAZA LA VERSIÓN OFICIAL

Ofelia Acevedo

En el ABC de esta mañana leo: “Ofelia Acevedo, la viuda del opositor cubano Oswaldo Payá, no acepta el informe oficial del Gobierno sobre las causas del accidente en el que murió su esposo y reclama una entrevista con los dos supervivientes del suceso, el español Ángel Carromero y el sueco Jens Aron Modig, según dijo hoy a Efe”.

Hace muy bien la viuda de Oswaldo Payá en no asumir la versión oficial sobre la muerte de su marido y en exigir que se le permita entrevistarse con los dos jóvenes extranjeros que acompañaban a Payá en el momento del presunto accidente, los cuales permanecen incomunicados en dependencias policíacas. Pero me permito aconsejarle a la señora Acevedo que no se fíe de lo que le digan estos muchachos mientras permanezcan en cautiverio, si la versión de ellos coincide con la del régimen. Por principio, de las dictaduras siempre hay que esperar lo peor, y la castrista ha demostrado en múltiples ocasiones que sabe “convencer” a sus acusados para que se autoinculpen. Máxime si están presos.

CONCURSO DE MICRORRELATOS

CONVOCATORIA

  La Fundación César Egido Serrano convoca el III Premio Internacional de Microrrelatos “Museo de la Palabra”

 Teniendo como premisa fundamental, el objetivo de la Fundación: “La palabra como vinculo de la humanidad, frente a toda violencia”, y la capacidad que la palabra tiene para unir a los pueblos, se convoca la III edición de concurso, bajo el lema “PALABRA Y LIBERTAD”.

 BASES DEL CONCURSO

  • Se convoca la III edición de Premio Internacional de Microrrelatos “Museo de la Palabra”.
  • Podrán participar cuantos escritores de cualquier país del mundo lo deseen.
  • Los originales cuya temática será libre (dos por autor, como máximo) estarán escritos en cualquiera de las siguientes lenguas: español, inglés, árabe o hebreo.
  • Se establece un premio absoluto de 20.000 dólares para el mejor relato en cualquiera de las lenguas autorizadas en el certamen.
  • Se concederán tres accésits de 1.000 dólares cada uno para los mejores relatos de cada una de las otras lenguas admitidas en el concurso, y no ganadoras del premio principal.
  • Los relatos no podrán superar las 100 palabras. Se enviarán exclusivamente rellenando el formulario que se encontrará en la página web de la Fundación: www.fundacioncesaregidoserrano.com o www.museodelapalabra.com.  Los textos serán originales, inéditos en todos los medios (en papel, blogs, publicaciones electrónicas, en red…) y que no hayan sido premiados en cualquier otro certamen. Los que no cumplan esta condición desde la convocatoria hasta el fallo del premio serán descalificados.
  • El plazo de recepción de originales terminará a las 24h (hora peninsular española) del Día Internacional de la Palabra como Vínculo de la Humanidad (lema de la Fundación), el 23 de noviembre de 2012.
  • El jurado evaluador hará una selección de cuantos finalistas considere oportuno. El listado de los títulos finalistas será publicado en la página web de la Fundación César Egido Serrano.
  • El fallo final del jurado se hará público dentro del año 2013.
  • La Fundación César Egido Serrano se reserva el derecho de publicar los relatos finalistas.
  • La resolución del jurado será inapelable.
  • La inscripción en este certamen supone la total aceptación de sus bases.
  • Los textos que incumplan cualquiera de las bases serán descalificados.

ANIVERSARIO DE UN CRIMEN SIN CASTIGO

El pasado día 13 se cumplieron 18 años de uno de los crímenes más espantosos de los cometidos por la dictadura castrista en sus 53 años de existencia: el hundimiento del remolcador “13 de Marzo”, en el cual 68 cubanos, simples ciudadanos hastiados de pasar hambre, pretendían llegar a Estados Unidos. En la madrugada de aquel día, cuatro poderosos remolcadores enviados por el Gobierno embistieron, a siete millas de las costas de La Habana, al “13 de Marzo” hasta hundirlo en medio de los gritos de pavor de quienes iban en él. Murieron ahogados 27 adultos y 10 niños. Las autoridades prohibieron los velatorios de los cadáveres recuperados, muchos de los cuales ni siquiera fueron entregados a sus familiares. La Fiscalía General de la República, emplazada por organizaciones cubanas de Derechos Humanos, se negó a actuar. En un acto público, Fidel Castro presentó a los asesinos como revolucionarios ejemplares.

LAS VÍCTIMAS

1- Hellen Martínez Enríquez (5 meses)
2- Xicdy Rodríguez Fernández (2 años)
3- Ángel René Abreu Ruiz (3 años)
4- José Carlos Nicle Anaya (3 años)
5- Giselle Borges Álvarez (4 años)
6- Caridad Leyva Tacoronte (5 años)
7- Juan Mario Gutiérrez García (10 años)
8- Yasser Perodín Almanza (11 años)
9- Yousell Eugenio Pérez Tacoronte (11 años)
10- Eliecer Suárez Plasencia (12 años)
11- Mayulis Menéndez Tacoronte (17 años)
12- Miladys Sanabria Cabrera (19 años)
13- Joel García Suárez (20 años)
14- Odalys Muñoz García (21 años)
15- Yaltamira Anaya Carrasco (22 años)
16- Yuliana Enríquez Carrazana (22 años)
17- Lissett María Álvarez Guerra (24 años)
18- Jorge Gregorio Balmaseda Castillo (24 años)
19- Ernesto Alfonso Loureiro (25 años)
20- María Miralis Fernández Rodríguez (27 años)
21- Jorge Arquímedes Levrígido Flores (28 años)
22- Leonardo Notario Góngora (28 años)
23- Pilar Almanza Romero (31 años)
24- Rigoberto Feu González (31 años)
25- Omar Rodríguez Suárez (33 años)
26- Lázaro Enrique Borges Briel (34 años)
27- Martha Caridad Tacoronte Vega (35 años)
28- Julia Caridad Ruiz Blanco (35 años)
29- Eduardo Suárez Esquivel (38 años)
30- Martha M. Carrasco Sanabria (45 años)
31- Augusto Guillermo Guerra Martínez (45 años)
32- Rosa María Alcal de Puig (47 años)
33- Estrella Suárez Esquivel (48 años)
34- Reynaldo Joaquín Marrero Álamo (48 años)
35- Amado González Raíces (50 años)
36- Manuel Cayol (50 años)
37- Fidencio Ramel Prieto Hernández (51 años)

CORTES Y RECORTES

El Partido Popular y el presidido por Rosa Díez, Unión Progreso y Democracia, intentaron que el Congreso de Diputados de España emitiera una declaración institucional de condolencia por el fallecimiento del opositor cubano Oswaldo Payá Sardiñas, líder del Movimiento Cristiano de Liberación, y de Harold Cepero Escalante, de las juventudes de ese Movimiento, pero no fue posible porque el Partido Socialista Obrero Español se negó a apoyar dicha declaración, alegando, a través de su portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez, “que hoy el Congreso debía proceder a manifestar sus condolencias por los fallecidos del incendio” en Gerona. Aunque deploro la decisión del PSOE, la comprendo porque las condolencias están incluidas en el paquete de recortes que afectan al Congreso por motivo de la crisis.