El juicio de Núremberg

mdm-y-polevoiDe izquierda a derecha: Vladímir Tijmenev (traductor), Boris Polevoi y yo.
El pasado sábado se cumplieron 70 años de la conclusión del Juicio de Núremberg, al que las potencias aliadas, vencedoras de la Segunda Guerra Mundial, sometieron a altos cargos del régimen nazi, parte de los cuales fueron condenados a muerte y ejecutados. Este histórico macroproceso, en el que actuó un Tribunal Militar Internacional, duró casi un año (del 20 de noviembre de 1945 al 1 de octubre de 1946) y sirvió de base a las Naciones Unidas para crear, en 1998, el Tribunal Penal Internacional permanente para delitos de lesa humanidad. Uno de los reporteros más destacados de los que informaron día a día sobre el desarrollo del Juicio de Núremberg era el escritor soviético Borís Polevoi, autor de UN HOMBRE DE VERDAD, libro que le dio fama en su tiempo. Otro libro suyo, también exitoso, es el titulado A FIN DE CUENTAS, en el que recoge su testimonio como periodista en el proceso de Núremberg. En 1962, Polevoi estuvo en La Habana y visitó la redacción del periódico HOY, para el cual lo entrevisté.
Anuncios