Obama en Cuba

Obama disidentes fotoLa reunión sostenida ayer, a puertas cerradas, en la capital del castrismo, por el presidente de EEUU con una decena de prominentes representantes de la perseguida disidencia cubana fortalece políticamente a la oposición democrática en la isla y amplía su proyección internacional. Ningún otro mandatario extranjero, de los poquísimos que en Cuba se han detenido a escuchar a los opositores, ha sido tan explícito y contundente al identificarse con ellos, a quienes les reconoció su coraje. En su discurso oficial, pronunciado también ayer en el Teatro Nacional, Obama defendió brillantemente la democracia y los Derechos Humanos y aconsejó al general Castro no “temer a EEUU ni a las voces diferentes del pueblo”. Un consejo que probablemente el general no esperaba, y menos que Obama se lo diera ante los micrófonos.

En su discurso de respuesta al de Obama, también pronunciado en el acto central de esta histórica visita, Raúl Castro reconoció que su gobierno no respeta “todos” los Derechos Humanos. Es decir, que hace lo mismo que los gobiernos capitalistas, que él desprecia. Además, se atrevió a negar la existencia de presos políticos en Cuba, y retó a que le presentaran una lista de tales presos para liberarlos. Pues bien, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional entregó a Obana, para que la hiciera llegar a su interlocutor Castro, una lista de 89 prisioneros de conciencia cubanos. ¿Los habrá liberado ya el general?

Anuncios