Una grata sorpresa

Antología de Sonetos libro

No hace mucho, practicando mi deporte favorito –pescar sorpresas en librerías de lance–, hallé un ejemplar de EL LIBRO DE LOS SONETOS EN LENGUA ESPAÑOLA (Turner Publicaciones, Madrid, 2005), antología seleccionada, prologada y anotada por el reconocido poeta y crítico español Luis Antonio de Villena. En este caso, la sorpresa fue doble para mí porque, entre los 156 sonetos magistrales de otros tantos autores –del Marqués de Santillana a José Emilio Pacheco– que aparecen en este florilegio magníficamente editado, hallé uno mío:

LA GISELLE DE ALICIA ALONSO

¿Qué limpio vuelo es éste que parece
liberado del aire y de la prisa,
que en su íntimo temblor se nos ofrece,
que en su estremecimiento se eterniza?

Es ala que al volar desaparece
para darnos su imagen más precisa:
ansia del viento que del viento crece
y que del viento, al fin, se independiza.

Este soplo de luz que resplandece
cuando la vida en torno se oscurece
y hacia la sombra el alma se desliza,

¿no es lo que en las mañanas amanece,
lo que en cada ramaje se estremece,
lo que, siendo mortal, nunca es ceniza?

MDM
(De El carro de los mortales, 1989.)

Anuncios