La realidad de Anays, la niña que soñaba con ser abogada

Anays junto a su abuela.  (Foto del autor.)

Anays junto a su abuela. (Foto del autor.)

He aquí un caso, uno de tantos, que echa por tierra a la propaganda castrista respecto de la salud pública y la atención a la infancia y la juventud en Cuba. Una propaganda mentirosa de la que se hace eco, irresponsablemente, la izquierda internacional. Aunque la protagonista de este drama y yo tenemos los mismos apellidos, no somos parientes. MDM

Fernando Vázquez, Camagüey.

(CUBANET, Cuba, 4/5/2015) Anays Milagro Díaz Martínez no pudo alcanzar su sueño de estudiar Derecho, luego de que en el año 2011, a solo 3 meses de cumplir sus 15 años de edad, fue intervenida quirúrgicamente en dos ocasiones, por un tumor que hoy día la mantiene inválida.

Anays fue operada en el hospital pediátrico Eduardo Agramontés Piña, de Camagüey, por presentar un tumor maligno de células gigantes de huesos, entre la segunda y cuarta vertebra de la columna dorsal. Dicha operación se realizó el día 16 de febrero del año 2011 y fue nuevamente llevada al salón de operaciones un mes después, el día 16 de marzo.

Desde su cama, en su casa en el reparto Saratoga, Camagüey, Anays nos contó que su sueño de ser abogada terminó luego de concluir sus estudios preuniversitarios en la escuela Enrique Hart Dávalos y no recibir la oportunidad de ingresar en la cercana universidad Ignacio Agramontés y Loynáz, debido a su estado de postración.

Miriam Díaz Rodríguez, una de las tías de Anays, nos dijo que renunció a su condición de militante del Partido Comunista de Cuba, para no tener que limitarse a la hora de plantear los problemas que aquejan a su sobrina, como le sucedió cuando intercedió por ella ante la dirección municipal de la Vivienda.

“En los cuatro años que lleva en cama Anays, la policlínica más cercana solo le ha entregado lo que se conoce como módulo de encamado, que consiste en una pieza de hule, dos metros de tela antiséptica, una toalla y seis jabones. Éstos últimos en ocasiones no los recibe”, dijo Miriam.

Del delegado de la circunscripción, la abuela de Anays, Delmida Lucia Rodríguez González, refirió que el mismo no viene nunca. Los trabajadores sociales que le prometieron un refrigerador y nada, a pesar de que Anays es considerada como caso social por el gobierno y las entidades de salud.

Según Delminda, la ayuda que le ha brindado el gobierno a la joven ha sido insuficiente. Una muestra de ello fue el susidio por valor de 7000 pesos que se les aprobó para reparar su vivienda y que Delmida rechazo, porque, según sus palabras “no alcanzaban ni para comprar la puerta de entrada de la casa”.

También, de acuerdo con Delmida y Miriam, cuando llueve mucho se le inunda la casa y tienen que auto evacuarse en viviendas de personas caritativas, llevando a Anays en una silla de ruedas que le entregó una fundación canadiense.

(Cualquier persona o entidad que desee brindar ayuda a este caso, la dirección de esta familia es calle A número 116, entre 1ra y 2da, reparto Saratoga, Camagüey. Más detalles, escribir al correo electrónico del reportero Fernando Vázquez: fernandofelisiano@gmail.com )

Anuncios