Represión en Cuba

En medio de negociaciones con EEUU, 610 detenidos por motivos políticos

CCDHRN(CUBANET, 2/4/2015) Durante marzo de 2015, la CDHRN (Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional) registró al menos 610 detenciones arbitrarias por motivos políticos, la cifra más alta de los últimos siete meses, a lo largo de los cuales ha sido notoria la tendencia al incremento de este tipo de acciones represivas, al tiempo que identificamos 95 casos de personas que sufrieron otras formas de represión política incluyendo agresiones físicas, hostigamiento policial y actos vandálicos o de “repudio”.
En Cuba se sigue criminalizando el ejercicio de todos los derechos civiles y políticos.
Por si fuera poco, sigue vigente en la Ley Penal la figura denominada “peligrosidad social pre-delictiva” (hasta 4 años de cárcel). Si bien cesaron los fusilamientos en 2003 y las largas condenas de prisión por motivos políticos han disminuido en la última década, el gobierno continúa reprimiendo, muchas veces brutalmente, toda expresión de disidencia pacifica respecto de diversas formas de abuso de poder por parte de un régimen de partido y pensamiento únicos que ha entrado ya en su año 57 ejerciendo una autoridad omnímoda.
Nuestra Comisión no espera un mejoramiento significativo, al menos a corto plazo, en cuanto a la situación de derechos civiles y políticos y otros derechos fundamentales debido a la posición inmovilista del gobierno y a su oposición a cualquier esfuerzo o propuesta en favor de las urgentes reformas jurídicas, económicas y políticas que necesita y merece el pueblo de Cuba.
A cambio de magros y declinantes sistemas de educación y asistencia médica, que sirven de argumento a una enorme maquinaria de propaganda interna y externa, el pueblo de Cuba ha sido despojado de todos sus derechos civiles y políticos y otros derechos esenciales.
Como botón de muestra basta recordar que, según cifras oficiales, los trabajadores cubanos reciben un salario promedio mensual de apenas 20 dólares, al tiempo que se les niega todos los derechos laborales y sindicales, incluyendo los derechos de huelga y de organizar sindicatos independientes. No hay que olvidar que unos 50
prisioneros por motivos políticos continúan languideciendo en las prisiones.
Los cubanos, al igual que todos los pueblos, también tenemos derecho a todos los derechos, incluyendo el de no ser perseguidos o intimidados por nuestra lucha pacífica para salir de la pobreza y la profunda desesperanza. Al tiempo que no desconocemos que existen grandes problemas de derechos humanos en las Américas, nuestra Comisión considera que en Cuba seguimos sufriendo la peor situación de derechos civiles y políticos y otros derechos fundamentales en todo nuestro Hemisferio.
Anuncios