Paulino Lorenzo / 3 poemas de su último libro

Paulino libroREINOS DE AGUA

Yo era un niño feliz y lo sabían
las llamas del verano,
las nubes finas y los trenes lentos,
la explosión de los ríos al atardecer
cuando reinaba un viento alegre
que agitaba el letargo de astros y bicicletas
mansamente apartadas. Las estrellas
me instruyeron acerca de regarles la hierba.
El frío era un asunto maternal,
casi un azul riendo en la mitad del campo..
Todo una turbación que en desatadas ondas
me ponía ante el sol,
el sol de las piscinas,
y eran todos los númenes amigos
excepto algún imaginario mono
que conocía con profunda audacia
el aroma de mis debilidades.
Algo leve y piadoso me mueve a la extrañeza
al ver aquel paisaje ahora arrodillado.
Mi hijo me da la mano. Me la aprieta.
Sus ojos miran este nuevo mundo
y no se agotan nunca de mirarlo.
Súbitamente ahora
se encienden las farolas, como entonces.

SUSPIROS SEMANALES

Humean en tu frente rigurosas ideas
que alumbran, con la tarde, muy temibles misterios
y casi con desgana, con ademanes serios,
inicias con tu charla una larga pelea

que tan sólo tú entiendes, y tus osos, y Blas
adorador, como es, de tus brotes de gas,
y acudimos parientes con posturas obtusas
a gozar con tu cháchara de alegres semifusas

cuando apenas ya alumbra un rústico candil
tu mirada, posando su curvatura añil
en la marimba ardiente de esa risa de huerta.

Y repentinamente, tras profunda impresión,
hacia tu padre arrojas tu modesto camión
y le invitas a irse, y a que cierre la puerta.

SAIL ON SILVER GIRL

Al ver tu mano encima de la mía
quise que bajo el cielo con peces de tu cuarto
se detuviera el tiempo
con su manada de sonido y luces
y hundirme en ese bello lago
donde siempre estaríamos juntos.
Pero como en un sueño con canciones remotas
sentía el apacible fluido de la vida
discurrir lentamente
obedeciendo a una sagrada ley:
nada de lo que amamos
permanece sino en una escondida
fuente, cuyos hilos de agua
el corazón escucha
y en él calladamente reverberan.

(De Las manzanas de oro.)

____________
Paulino Lorenzo (Logroño, 1975). Poeta y músico. Obra poética: Ganas de hablar (AMG Editor, 1997), Devoción privada (Hiperión, 2001), Monedas en el agua (Pre-Textos, 2007) y Las manzanas de oro (Fulgencio Pimentel, 2014).

Anuncios