Osvaldo

Osvaldo fotoA las tristezas que inevitablemente vamos acumulando a lo largo de la vida, el lunes sumé la muerte de Osvaldo Rodríguez Pérez, uno de los mejores amigos que la suerte me ha deparado. Lo conocí a los pocos días de mi llegada a Las Palmas de Gran Canaria, hace veintidós años. Se le daba bien el humor, tanto como la reflexión sobre asuntos graves. Había nacido en Chile, en la austral y lluviosa Valdivia. En su país padeció la dictadura de Pinochet, la que lo privó de su plaza de profesor universitario, y vino para España. Osvaldo era catedrático de Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Las Palmas, en la cual fue responsable del Doctorado de Literatura y dirigía la Cátedra Vargas Llosa. Con la muerte de Osvaldo perdió Pablo Neruda uno de sus críticos más capaces y devotos, y yo a un amigo inolvidable. (En este blog se puede leer el ensayo de Osvaldo Rodríguez Pérez “La poesía póstuma de Pablo Neruda: viaje al interior de sí mismo”, publicado el 16 de julio de 2009.)
Anuncios