Pasión por la mordaza

El régimen comunista de Corea del Norte ha amenazado a EEUU con desatar una guerra en territorio norteamericano -nada más y nada menos- si se estrena The interview (La entrevista), una comedia cinematográfica producida por la Sony Pictures que tiene como argumento una conspiración para asesinar al cabecilla de ese régimen.
Tania Bruguera

Tania Bruguera

Por su parte, la dictadura de los Castro ha amenazado con represalias a una artista que se propone realizar una perfomance contestataria en La Habana. El periódico digital Diario de Cuba ha informado de que el presidente del Consejo Nacional de Artes Plásticas de la isla le advirtió personalmente a la artista plástica Tania Bruguera (La Habana, 1968), residente en Chicago, que si insiste en su propósito tendrá que enfrentarse a “consecuencias legales y personales”. Ahí es nada. Por lo pronto, Bruguera está sufriendo ya la embestida de la blogosfera gubernamental, que la acusa -¡vaya sorpresa!- de colaborar con la CIA. El proyecto de esta arriscada creadora, apoyado por la plataforma oposicionista #YoTambiénExijo, consiste en escenificar ante todo el que quiera verla, en la capitalina Plaza de la Revolución, el día 30 de este mes, a las 3 de la tarde, la obra El Susurro de Tatlin #6. Según el citado periódico, la autora afirma que la obra “abogará por el derecho de los ciudadanos a expresarse libremente, respetar la diversidad política e ideológica existente dentro de la sociedad cubana y sentirse dueños de su propio destino como nación”. Para los burócratas del régimen, este momento, en el que se inician las negociaciones relativas al restablecimiento de los vínculos diplomáticos entre EEUU y Cuba, no es el adecuado para realizar esa perfomance. Yo, como Tania Bruguera, creo todo lo contrario. Además, para el castrismo ningún momento ha sido bueno si de reclamar libertades se trata.
Anuncios