La prensa cubana se saltó el Muro

Honecker es recibido por Castro en La Habana.

Honecker es recibido por Castro en La Habana.

La prensa cubana (toda oficial) celebró ayer el aniversario 97 de la Revolución Rusa de Octubre, pero no hizo referencia alguna al aniversario 25 de la caída del Muro de Berlín. Es comprensible que al régimen cubano le sea ingrato recordar el desmoronamiento del Muro porque este hecho fue el principio del fin de la Unión Soviética y su rebaño de países del Este europeo, una de cuyas misiones internacionales consistía en mantener a flote la costosa isla de los hermanos Castro. También es comprensible que los Castro hayan esquivado esta efeméride para no revolver una horrible historia en la que están implicados ellos y su querido correligionario y amigo Erich Honecker, a quien tantos favores debían. Honecker fue el jerarca de la República Democrática Alemana que dio la orden de tirarle a matar a cualquiera que intentara saltarse el Muro. A esa orden se debe la muerte de más de cien ciudadanos alemanes. Cuando el Muro cayó, el camarada Honecker huyó a Chile. A su muerte, ocurrida en aquel país en 1994, Fidel Castro escribió una nota de condolencia que contiene las siguientes confesiones: “El alemán más revolucionario que he conocido fue Erich Honecker” y “Guardo hacia Honecker el sentimiento más profundo de solidaridad”.
Anuncios