Correa para rato

Bonil. EL UNIVERSO. Ecuador.

Bonil. EL UNIVERSO. Ecuador.

Los “bolivarianos” han puesto de moda dar golpes de Estado sirviéndose de los Parlamentos, las Asambleas Constituyentes, los Tribunales y las elecciones y no directamente de los cuarteles, como era lo habitual en Latinoamérica. Pero sólo han desempolvado una receta que inventaron otros. (En realidad, los “bolivarianos” no han inventado nada.) Antes que ellos, hace 80 años, la usó Hitler, que arrasó en las urnas, y el general Machado intentó aplicarla en Cuba, pero se le quemaron los frijoles. En nuestra época han tenido éxito con esta receta Hugo Chávez -que había fracasado como golpista tradicional-, el nicaragüense Daniel Ortega y el boliviano Evo Morales. El ecuatoriano Rafael Correa, según la información que comparto con ustedes más abajo, acaba de modificar la Constitución de su país para gobernar ad infinitum. Manuel Zelaya, mal cocinero, ensayó la receta en Honduras como pinche de Chávez, pero le pasó lo mismo que al general Machado. El golpe de Estado civil, puesto al día por la taifa “bolivariana” -ésa que usa a Bolívar como trapo de cocina-, tiene un alto valor pedagógico: enseña que ni el hábito hace al monje ni los votos al demócrata. O sea, que te pueden birlar la democracia manipulando sus propios instrumentos. Y en su nombre, faltaría más.
“(AFP, Quito, 1/11/2014) El mandatario de Ecuador, Rafael Correa, destacó el sábado el fallo constitucional que permitirá incorporar la reelección presidencial indefinida y prolongar eventualmente su mandato después de 2017. Correa, en el poder desde 2007, resaltó la decisión adoptada el viernes por la Corte Constitucional que autoriza al Congreso, de mayoría oficialista, a instaurar esa figura mediante una enmienda constitucional, sin pasar por un referendo como pedía la oposición. (…)”

Bolívar pensamiento

Anuncios