Glorieta Oswaldo Payá, en Madrid

El entonces presidente checo y líder de la Primavera de Praga propuso a Payá para el Premio Nobel de la Paz.

Payá fue propuesto por el presidente checo y líder de la Primavera de Praga, Václav Havel, para el Premio Nobel de la Paz.

La agencia de noticias EFE informa que, por acuerdo del Ayuntamiento de la capital española, una glorieta del norte de Madrid llevará el nombre de Oswaldo Payá, el líder demócrata cubano (también ciudadano español) fallecido hace un año en el oriente de Cuba en un extraño accidente de carretera aún no suficientemente investigado. Al morir, el 22 de julio de 2012, Payá presidía el Movimiento Cristiano Liberación (MCL), una de las organizaciones más antiguas y fuertes de la oposición interna a la dictadura castrista. La proposición de rendir este homenaje a Payá, hecha al pleno del Ayuntamiento hace año y medio por la alcaldesa Ana Botella, obtuvo los votos a favor del Partido Popular (PP) y de Unión Progreso y Democracia (UPyD) y los votos en contra del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) e Izquierda Unida (comunista). Ayer, el portavoz del Ayuntamiento madrileño recordó que aquella decisión plenaria se tomó en reconocimiento a la labor de Payá “en defensa de la libertad, los derechos humanos y la democracia en Cuba”. (Votar en contra de un homenaje a un patriota como Payá es alinearse con la tiranía castrista. MDM.)
Cox, presidente del Parlamento Europeo, da la mano a Payá, que acabab de recibir el Premio Sájarov otorgado por dicho Parlamento.

Cox, presidente del Parlamento Europeo, da la mano a Payá, quien acababa de recibir el Premio Sájarov de Derechos Humanos otorgado por dicho Parlamento. 17/12/2002.

Anuncios