Viruta

Raúl caricaturaUNANIMIDAD. La diarquía no es, como erróneamente se ha dicho poniendo como ejemplo al régimen existente en Cuba, una forma virulenta de diarrea de etiología bolchevique (Mal de Kaganóvich), sino el gobierno de una yunta de mandatarios de cualquier bando o banda. No tiene, pues, nada que ver con los términos coloquiales “castroenteritis” y “gastrocastritis”, referidos a infecciones del tracto intestinal producidas, no por la ingestión de agua contaminada o alimentos en mal estado, sino por la falta de agua, alimentos y todo lo demás. En Cuba hay una diarquía (o sea, un gobierno de dos, como la Yunta de Andalucía), y uno de sus miembros está en dique seco -lo de seco es objeto de estudio- por trastornos abdominales, y quizás sea esta coincidencia el origen de la confusión lingüística. Por cierto, el diarca en funciones, Compañero Raúl, acaba de decir que él ha odiado siempre la unanimidad. Deposiciones verbales como ésta han contribuido a la confusión que nos ocupa.

Anuncios