Venezuela, alzada contra Maduro

TIRANÍA AL DESNUDO

Marta Colomina

 

(EL UNIVERSAL, Venezuela, 23/2/2014) El régimen reconoce 8 personas muertas, siete de ellas estudiantes que protestaban pacíficamente. Sólo el miércoles se registraron 138 heridos y varios desaparecidos, según revela el diputado Miguel Pizarro, cuando “grupos armados irregulares salieron a disparar a mansalva contra los manifestantes ante la actitud pasiva de la Guardia Nacional”. Por la noche se unieron la GN, la PN y los “colectivos” en ataque masivo contra zonas urbanas de 10 ciudades del país, disparando hacia los edificios habitados por pacíficos ciudadanos, mientras Maduro hacía cadena de Radio y TV, para que ningún medio (y menos los muchos censurados) pudieran transmitirlo. Hubo múltiples reportes sobre agresiones simultáneas en Caracas a edificios, automóviles y manifestantes en los Palos Grandes, Altamira, Santa Fe, Las Palmas, Av. Rómulo Gallegos, La Urbina, Candelaria, Av. Panteón, El Rosal y El Paraíso. Cuando los cuerpos de seguridad y delincuentes paramilitares del gobierno se unen para reprimir, Maduro hace una cadena para hablar de “paz y armonía”.

La tiranía se define como “un poder absoluto: gobierno despótico, injusto, cruel. Abuso excesivo de fuerza, autoridad o superioridad”. De las crueldades y abusos de Maduro damos fe los venezolanos, los medios internacionales y el rechazo masivo a la represión expresado por muchos países y organismos internacionales: ONU, UE, EEUU, Canadá, Panamá, Costa Rica, México, Perú, Colombia, Reino Unido; parlamentarios del mundo democrático; Ong: HRW, HRF, Amnistía Internacional, Reporteros sin Fronteras; las acosadas Ong nacionales Provea, Foro Penal, Cofavic y más. Prensa, radio y TV mundiales han divulgados testimonios con las abominables torturas de que han sido víctimas los estudiantes, a quienes el régimen acusa de terroristas por protestar pacíficamente. La violación con el cañón de un fusil del joven Juan Manuel Carrasco ha dado la vuelta al mundo. Videos como el de la joven Génesis Carmona en el momento en que dos compañeros la llevan a la clínica en su moto, exangüe, con un tiro en la cabeza, donde falleció, desmiente la declaración de Rodríguez Torres de que la bala fue disparada por la “derecha fascista”. Si el gobierno tuviera una sola gráfica de un estudiante armado o disparando, ya la habría publicado. Los vecinos de Candelaria grabaron cuando Jonathan Rodríguez, a quien señalan como escolta de Rodríguez Torres, disparaba contra los estudiantes el 12F. RT debería explicar por qué Rodríguez huyó al día siguiente (lo vieron salir de su domicilio, con familia y maletas).

La orden dada a sus paramilitares de “un contraataque fulminante contra los fascistas”, dada por el gobernador Francisco Ameliach, llenó de muerte y fuego a Carabobo. Videos revelan que las manifestaciones estudiantiles han sido todas pacíficas (como la del 12F a la Fiscalía) y que solo cuando aparecen la GN, PN y grupos delincuentes (“colectivos”), se inicia la violencia. Las mentiras de la Fiscal de “no haber recibido a los estudiantes el 12 F por alta agresividad” quedaron al descubierto cuando un reportero gráfico grabó desde los tejados de un edificio de la Av. Urdaneta, el escandaloso hecho de que “del estacionamiento de la Fiscalía salía una camioneta pickup cargada de sujetos armados (“colectivos”), que fueron los que generaron la violencia”. Las gráficas y videos en poder de las agencias AFP, AP, Reuters, estudiantes y ciudadanos en general, prueban que los crímenes y la violencia son del oficialismo. El salvaje allanamiento de la sede de Voluntad Popular (cuyos líderes están en busca y captura) ilustran el talante delictivo del régimen, como grafican también el carácter hamponil de estos grupos que, además de la represión, roban celulares, carteras y comida de las personas agredidas.

Los criminales son del gobierno, pero es a Leopoldo López a quien el régimen culpa de esos delitos. Maduro contaba con que Leopoldo huyera del país, para quien la Fiscal roja pide 10 años de cárcel. Ahora los ojos del mundo están sobre Leopoldo, MCorina (contra quien hay solicitud de allanamiento en la AN) los estudiantes y Venezuela. Pero, sobre todo, contra el tirano Maduro, cuyos esbirros golpean ferozmente al Padre Palmar, atracan con armas largas al equipo de CNN (del que Maduro anunció su salida de las cableras); el SNTP denuncia que 31 periodistas han sido detenidos y robados en protestas y al Táchira lo tienen en estado de sitio mientras sus valientes ciudadanos resisten el acoso.

El país está alzado contra la tiranía. La protesta se ha extendido a zonas populares de Caracas y del interior, que el gobierno pensaba que eran suyas, mientras los estudiantes le recordaban este viernes a Maduro que “mientras más nos ataques, más estaremos en la calle”.

Anuncios