Virutas

TrogloditaMASDURO. El presidente Maduro amenaza con ponerse más duro. Y todo por  la paz venezolana. No es posible que alguien en su sano juicio dude de que Maduro, como su maestro Fidel, es un radical de la paz. Un radical libre. Lo demuestra el hecho de que tanto uno como otro impidan enérgicamente que haya grupos violentos aparte de los suyos. Basta el sentido común para comprender que si sus satánicos oponentes tuviesen también “brigadas de respuesta rápida” y milicias bolivarianas la paz no valdría ni un peso cubano. Ya lo dijo Von Clausewitz: “Si el enemigo es manco, lo tiene crudo”.

BrezhnevMEMORIA HISTÓRICA. Contó Sonya Enfisémova, una vieja enfermera del hospital Doctor Beria, de Moscú, que una  lejana tarde llegó a urgencias un hombre desesperado. A gritos decía que estaba muy enfermo y exigía que lo vieran en el acto un oculista y un otorrino. Se quejaba de no ver lo que oía. Este caso se considera el inicio de una pandemia que se extendió por todo el campo socialista. Empezó a remitir con los primeros pacientes que en la Alemania del Este practicaron unos ejercicios físicos conocidos como “salto del Muro”. Una terapia con riesgo de graves efectos secundarios, entre ellos el de elevar el nivel de plomo en el cuerpo. Pero resultó efectiva.

Anuncios