Muere Esther Borja a los 100 años

Esther Borja, una de las voces más bellas con que contó la canción cubana del siglo XX durante más de cincuenta años, murió ayer en La Habana, la ciudad que la vio nacer el 5 de diciembre de 1913. Su vida artística estuvo estrechamente vinculada a la de Ernesto Lecuona, con quien comenzó a trabajar en 1935 y de cuyas composiciones fue una intérprete excepcional. Acompañada al piano por Lecuona, cantó en España, Estados Unidos, Argentina, Chile, Perú, Brasil y Uruguay. En su repertorio incluyó también piezas de otros grandes compositores cubanos, como Sindo Garay, Adolfo Guzmán y Gonzalo Roig. Actuó en el teatro lírico, la radio, el cine y la televisión. Fue la animadora del programa Álbum de Cuba, que durante mucho tiempo estuvo entre los más populares de la televisión cubana. El pasado día 5, su centenario fue celebrado con diversos actos en la isla.

Anuncios