La represión política en Cuba

665 DETENCIONES POLÍTICAS EN SEPTIEMBRE

(CUBANET)  En el mes de septiembre, el Centro de Información Hablemos Press documentó 665 detenciones por motivos políticos, llevadas a cabo por el aparato represivo del General Raúl Castro contra activistas de la sociedad civil emergente en Cuba. Esta es la cifra más alta de detenciones arbitrarias ocurrida en la Isla después de marzo del 2012, según informe del grupo independiente Hablemos Press, radicado en La Habana.

En las fichas que acompañan este informe se puede observar cómo los activistas son objetos de violaciones a los derechos humanos, entre ellas detenciones arbitrarias por intentar asistir a misa en diferentes iglesias del país, o reunirse y organizar actividades pacíficas.

Los activistas en la Isla siguen siendo víctimas de hostigamiento, golpizas, deportaciones hacia otras provincias, discriminación social, amenazas de muerte, lesiones con fracturas de miembros, torturas físicas y mentales, agresiones físicas y verbales, vejaciones, manoseos, robo, decomiso de sus pertenencias, apagones telefónicos, secuestros y abandonos en lugares distantes y peligrosos, actos de repudio, donde fueron empleadas las fuerzas policiales y paramilitares, que en la mayoría de sus acciones lanzaron sustancias químicas contra las viviendas de los activistas, afectando principalmente a niños y ancianos. En el sitio www.cihpress.com se reportan y documentan cada uno de estos hechos ocurridos en el mes.

El informe utiliza como ejemplo significativo de agresiones contra mujeres la llevada a cabo contra la actriz Ana Luisa Rubio, en la capital, el seis de septiembre.

Por su parte, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) publica su informe relativo al mismo mes. Su documento da cuenta de que el número de detenciones arbitrarias registradas por ellos, “al menos 708 casos”, es la tercera cifra más grande en los últimos cuatro años.

También, el CCDHRN adjunta la lista de las veinte recomendaciones rechazadas de manera tajante por el gobierno de Cuba en el marco del Examen Periódico Universal (EPU) que culminará recientemente en el seno del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Anuncios