Deprecación

2013-07-23Alberto Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia de España, ha declarado que abandonará la política tan pronto como cese en su cargo. Ayer, en radio y televisión, chuscos y descreídos comentaban con sorna injusta esta noticia. Recordaban que es la enésima vez que el ex alcalde de Madrid y ahora Justicia Mayor del Reino anuncia que hace mutis. Los ciudadanos hemos sentido (en toda la extensión del término) el inmensurable apego de este hombre a la cosa pública. A mí no me extraña, pues, que le cueste dejar el poder, que es como dejar el tabaco. Sólo quienes lo han ejercido in extenso, como él, saben que para dar la espalda a las candilejas y “pasar íntegro a la sombra”, que diría el poeta, hay que estar preparado. Por eso don Alberto lleva tanto tiempo entrenándose. Imploro al Altísimo que lo anime ya.

Anuncios