Un cubano en la corte de Gustave Eiffel

Guillermo Pérez Dressler

Guillermo Pérez Dressler

Guillermo Pérez Dressler nació en Guanabacoa, Cuba, en 1860. Sus padres, también cubanos, fueron Juan Pérez Zúñiga y Purificación Dressler de la Portilla. Su abuelo materno era escocés. Siendo empleado de una farmacia, en La Habana comienza a estudiar Arquitectura, carrera que terminará brillantemente, a los 21 años, en París. En esta ciudad adquiere la ciudadanía francesa y adopta el nombre de Guillaume Dressler. Cuando el arquitecto Gravier de Vergennes, de quien había sido alumno en la Sorbonne, lo recomienda al ingeniero y arquitecto Gustave Eiffel, Dressler ya exhibía un expediente profesional en el que constaba, entre otros méritos, el excelente trabajo que había realizado en proyectos importantes (entre ellos, el puente Peronet, la autopista Vichy-Nantes y el diseño de la catedral de Bersy) con la empresa constructora Dumouriez, Valmy et Frères, una de las más reputadas de la época en Francia. Poco antes de comenzar a desempeñarse como asistente de Eiffel y administrador ejecutivo en la construcción de la célebre torre metálica que se convertiría en divisa de la capital francesa, Dressler había terminado la edificación, en Munich, del mausoleo de Luis II de Baviera. La torre comienza a levantarse en 1886 y Eiffel confía al arquitecto cubano el diseño de la cuarta parte de la misma, así como la dirección de obra a partir del primer piso. El 31 de marzo de 1889, a dos años, dos meses y cinco días de comenzada, la torre está lista para, como estaba previsto, representar a Francia en la Feria Mundial que tuvo lugar aquel año en París. Meses más tarde, la reina Victoria de Inglaterra encarga a Guillermo Pérez Dressler la realización en Londres de un proyecto monumental –The Victoria and Albert Museum and Gardens–, pero el joven arquitecto no llegará nunca a la capital británica: la nave en que viajaba zozobra el 4 de agosto de 1889 y él es uno de los pasajeros que se pierden en el mar.

Gustave Eiffel. Caricatura de la época.

Gustave Eiffel. Caricatura de la época.

Anuncios