CONTRA LA REPRESIÓN POLICIAL EN ESTAMBUL

Amnistía InternacionalLo que empezó como una manifestación pacífica contra la destrucción de un parque en Estambul, se ha convertido en una terrible ola de represión contra manifestantes en Turquía. Miles de personas han resultado heridas y al menos cuatro han muerto a consecuencia del uso excesivo de la fuerza por parte de la policía. Para disolver las manifestaciones, las fuerzas de seguridad están utilizando gases lacrimógenos y cañones de agua directamente contra la población, lo que ha provocado que varias personas pierdan la vista.

Desde que comenzaron las protestas, las miles de personas que se han manifestado pacíficamente han encontrado como respuesta una actuación brutal de la policía. Más de mil personas han sido detenidas, entre ellas 72 abogados que solamente se habían reunido para realizar una declaración de protesta por lo que está ocurriendo.

La oficina de Amnistía Internacional en Estambul está volcada en documentar y denunciar los abusos contra manifestantes. En este vídeo se puede ver a policías golpeando con porras a manifestantes aparentemente indefensos y usando gas lacrimógeno y cañones de agua.

Por favor, ayúdanos a aumentar la presión para que el gobierno turco reciba el mensaje: La represión de manifestantes pacíficos tiene que terminar ya. La indignación internacional masiva puede hacer reaccionar a las autoridades y parar esta crisis de derechos humanos.

Firma ahora para que cese la represión policial descontrolada.

Anuncios