APOSTILLA

“Severo Sarduy en el año trece” es el título que Maite Díaz González da a la entrada que, en su blog Fragmentos-Diarios, dedica a reseñar el coloquio que el pasado día 8 se efectuó en el Instituto Cervantes de París con motivo del homenaje internacional a Severo en el vigésimo aniversario de su muerte. Maite cita en su reseña unas palabras que la investigadora Cira Romero, del Instituto de Literatura y Lingüística y la Universidad de La Habana, pronunció en dicho coloquio. Según la doctora Romero, Sarduy “maquetaba en su casa de San Francisco el Diario Libre” en compañía del poeta Luis Marré. Esto es una fábula. En Diario Libre, Severo, Frank Rivera, Raimundo Fernández Bonilla y yo dirigíamos, y noche tras noche hacíamos, en la redacción de ese periódico, la página cultural del mismo, que se titulaba “Arte y Literatura”. Nuestros nombres aparecían en la cabecera de la página. Ni Severo era maquetador de Diario Libre, ni si lo hubiera sido habría podido maquetar el periódico en su casa, ni Marré trabajó en nuestro equipo.  

Anuncios