CABALLOS Y MAMPORREROS

El periódico digital Diario de Cuba publica hoy un artículo de Regina Coyula titulado “Cuando seas rey, cuando seas verdugo”, en el que la autora desnuda la hipocresía de algunos críticos del pavonato que le cargan toda la responsabilidad de esa erupción estalinista a Luis Pavón Tamayo, recientemente fallecido, como si este disciplinado censor, que durante cinco años presidió el Consejo Nacional de Cultura de la tiranía castrista, hubiese actuado por su cuenta y riesgo. Puesto que ejecutó órdenes abominables, Pavón merece repudio, pero es obvio que sus jefes son acreedores de un repudio más severo. No hay Pavones sin Castros, ni Berias sin Stalines.

Anuncios