AUMENTA LA REPRESIÓN CONTRA LA OPOSICIÓN CUBANA

Imagen(Londres, 22/5/2013) El Gobierno cubano aumentó la represión contra periodistas independientes, dirigentes de oposición y activistas de derechos humanos en 2012, según el informe anual de Amnistía Internacional (AI). Esta organización no gubernamental destaca que, según los informes que ha recibido, “cada mes se practicaba una media de 400 detenciones de corta duración, y eran frecuentes las detenciones de activistas que viajaban a La Habana desde las provincias”, reporta EFE. AI, que recuerda que las autoridades cubanas no permiten su acceso al país desde 1990, denuncia que en la Isla “se siguió condenando por cargos falsos o sometiendo a prisión preventiva” a personas que esa organización considera “presos de conciencia”.

Expresión y prensa

Con respecto a la libertad de expresión, asociación, circulación y reunión, AI afirma que las autoridades detuvieron “de manera habitual” a manifestantes pacíficos, periodistas independientes y activistas de derechos humanos por ejercer ese derecho. “Muchos permanecían detenidos, y otros eran objeto de actos de repudio por parte de simpatizantes del Gobierno”, subraya. Recuerda que en marzo hubo una oleada de detenciones de activistas de derechos humanos, y que las organizaciones locales denunciaron que se habían practicado 1.137 arrestos arbitrarios antes y después de la visita del papa Benedicto XVI. Según AI, las autoridades adoptaron una serie de medidas contra activistas, como rodear su vivienda y desconectarles el teléfono, para impedir que informasen sobre la situación de los derechos humanos. Añade que fueron perseguidas organizaciones cuyas actividades habían sido toleradas por las autoridades anteriormente, como la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), y que se detuvo a periodistas independientes que informaban sobre actividades de la disidencia. El Gobierno, además, siguió controlando todos los medios de comunicación, y el acceso a información en internet siguió siendo difícil por las limitaciones técnicas y las restricciones de contenidos, de acuerdo con la ONG. AI reseña que varios periodistas y blogueros estuvieron detenidos varias horas por informar de una vista judicial sobre el “accidente” en el que falleció Oswaldo Payá, al que considera uno de los activistas en favor de los derechos humanos y la democracia más respetados de Cuba.

Reunión

Con respecto a la oposición política, señala que las autoridades adoptaron medidas para detener o castigar sus actividades, al afirmar que muchas personas que intentaban asistir a reuniones o manifestaciones eran detenidas y a otras se les impedía salir de sus casas. Además, afirma que a los opositores políticos, periodistas independientes y activistas de derechos humanos se les negaron “sistemáticamente” los visados para viajar al extranjero. Asimismo, destaca que unas 50 integrantes de la organización Damas de Blanco fueron detenidas en septiembre cuando se dirigían a La Habana para asistir a una manifestación, de las que 19 “pasaron varios días recluidas en régimen de incomunicación”. Por otro lado, recuerda que en octubre el Gobierno cubano anunció cambios en la Ley de Migración que facilitaban los viajes al extranjero, como la eliminación de la obligatoriedad de los visados de salida.

Amnistía Internacional informa de que en 2012 adoptó a siete nuevos presos y presas de conciencia, de los que tres quedaron en libertad sin cargos. De ellos, Antonio Michel Lima Cruz dice que quedó en libertad tras cumplir dos años de cárcel, mientras que su hermano Marcos Maiquel permanecía encarcelado al terminar el año. Asimismo, quedaron libres Ivonne Malleza Galano, Ignacio Martínez Montejo e Isabel Haydee Alvarez, tras ser recluidos los tres 52 días sin cargos después de participar en una manifestación en 2011. Yasmin Conyedo Riveron, periodista y representante de las Damas de Blanco en la provincia de Santa Clara, y su esposo, Yusmani Rafael Alvarez Esmori, quedaron en libertad bajo fianza tras pasar casi tres meses en prisión.

Cuestionamientos al embargo de EEUU

AI, por otro lado, subraya que en 2012 las autoridades cubanas no tuvieron acceso a equipos médicos, medicinas ni materiales de laboratorio fabricados bajo patente estadounidense. Recuerda que en septiembre Estados Unidos renovó la Ley sobre Comercio con el Enemigo, que impone sanciones económicas y financieras a La Habana y prohíbe que los ciudadanos estadounidenses viajen a la Isla y participen en actividades económicas. Añade que en noviembre, por vigésimo primer año consecutivo, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución que pide a Estados Unidos que levante el embargo unilateral.

Anuncios