ESCRIBE CUANDO LLEGUES

2013-05-12Es incomprensible que alguien se asombre ante la decisión de Willy Toledo de ir a vivir a Cuba. ¿Quién no sabe que este hombre es, después de Gordillo, el mejor cómico de España? Gordillo ha demostrado su genio histriónico en los supermercados, y Willy en los piquetes informativos. Se me ocurre que no estaría nada mal que el Arafat de Marinaleda hiciera el hatillo y acompañara a Willy. (Eso sí, en Cuba, nada de huelgas ni de vaciar gratis las tiendas: esos deportes allí no se permiten.) ¡¿Y qué tal si se animan los Bardem y Cayo Lara?! De todos ellos está muy necesitada la familia Castro, cada vez más añeja y sola. Lo bueno es que Willy será tan feliz en Cuba, que no querrá volver a España. Lo malo es que ha tardado mucho. 

Anuncios