CUENTECITO CUBANO

Arriba un barco a Montevideo procedente de Cuba y todos los perros del puerto se acercan a ver al perro cubano que llega.
–¡Mirá! –dice uno de los perros uruguayos al perro cubano–, ¿es verdad que ustedes no tienen pulgas?
–¡Sí!, es que en Cuba el gobierno tiene una campaña de salud buenísima y los perros allí no tenemos pulgas.
–¿Y vos sabés leer?
–¡Claro, chico, en Cuba a todos los perros desde cachorritos nos enseñan a leer!
–¿Y comen bien?
–Bueno, no siempre hay huesos, pero nunca paso hambre.
–Y si estabas tan bien en Cuba, ¿por qué te fuiste?
–Es que me entraron ganas de ladrar…

Anuncios