ASSANGE: EL SAINETE “BOLIVARIANO”

A los interesados en el sainete puesto en escena por el presidente ecuatoriano Rafael Correa, con la actuación estelar de Julian Assange y el bataclán “bolivariano”, les aconsejo que no se pierdan la magnífica entrada que publica hoy Yoani Sánchez en su blog del diario español El País, titulada “La imposible existencia cubana de Julian Assange”, en la que la leída bloguera expone su perplejidad ante la campaña que se está haciendo a favor del cabecilla de Wikileaks, presentado como adalid de las libertades de expresión e información, nada menos que en la Cuba de los Castro, en la cual tales libertades brillan por su ausencia desde hace medio siglo por la sencilla razón de que están draconianamente penalizadas. Como si la censura que implantó manu militari en 1960 de pronto necesitara una máscara jurídica, la dictadura castrista dictó, en 1999, la Ley 88, oficialmente titulada “De protección de la independencia nacional y la economía de Cuba”, y popularmente llamada Ley Mordaza, por la cual los críticos del régimen pueden dar con sus huesos en la cárcel durante 20 años y ser desposeídos de sus bienes. Los tribunales de los Castro le echaron mano a este engendro inquisitorial en 2003 para enrejar a 75 disidentes, entre ellos 26 periodistas. Y la Ley Mordaza sigue ahí, pendiendo sobre la cabeza de los opositores en la isla. Aunque ésa no será precisamente la que le apliquen al que en Cuba se permita imitar a Assange con los archivos de la dictadura.

Anuncios