LOS ESTÁN EXPULSANDO DE SUS TIERRAS

En cualquier momento, una empresa organizadora de caza mayor podría cerrar un acuerdo que supondría la expulsión de más de 48,000 miembros de la famosa tribu de los Masai de sus tierras, y así permitir que reyes y príncipes de Medio Oriente cacen leones y leopardos. La firma del acuerdo podría ser inminente, pero según opiniones de expertos si actuamos ahora podríamos frenar el expolio del Serengeti.

La última vez que esta misma empresa les echó de sus tierras para dar vía libre a cazadores ricachones, la policía reprimió violentamente a los Masai, quemando sus casas y condenando a su ganado a morir de inanición. Pero cuando el escándalo llegó a los medios de comunicación, el Presidente tanzano Kikwete cambió de posición y procedió a devolverles sus tierras a los Masai. Esta vez, sin embargo, el tema no ha saltado aún a los medios, pero si juntamos nuestras voces ahora, podemos lograr que Kikwete detenga este acuerdo para siempre.

Si reunimos cientos de miles de firmas, los principales medios en Tanzania y alrededor del mundo se harán eco de esta acción y nuestro mensaje llegará a los oídos del Presidente Kikwete, quien podría reconsiderar este mortífero acuerdo.

Los Masai son pastores semi-nómadas que durante siglos han vivido en Tanzania y Kenia, jugando un papel fundamental en la preservación de sus delicados ecosistemas. Pero para la realeza de los Emiratos Árabes Unidos, los Masai suponen un obstáculo a sus lujosas expediciones y cacerías de animales. Un acuerdo para expulsar a los Masai y permitir el acceso a ricos cazadores extranjeros es tan dañino para la fauna y la flora como para las comunidades a las que destruiría.

El Presidente Kikwete sabe que esta decisión levantará mucha polémica entre los turistas que visitan Tanzania –una fuente importantísima de recursos para el país–. Es por ello que busca mantener el tema alejado de la opinión pública. En 2009, una expropiación similar, promovida por la misma empresa involucrada ahora, generó una amplia cobertura mediática y las autoridades no tuvieron más remedio que anularla. Sabemos que si logramos generar ese mismo nivel de atención la presión pública podrá ser decisiva una vez más.

Una petición firmada por cientos de miles podría conseguir que las principales oficinas de prensa en África del Este y en Tanzania hiciesen saltar por los aires este vergonzoso acuerdo. Firma ahora para que Kikwete cancele el acuerdo:

http://www.avaaz.org/es/save_the_maasai/?bqvWAbb&v=17151

Anuncios