PROSIGUE REPRESIÓN CONTRA DAMAS DE BLANCO

La dictadura castrista continúa haciéndoles imposible la vida a las Damas de Blanco, y no parará de hacerlo porque, evidentemente, este grupo de madres, hermanas, esposas e hijas de presos políticos ha devenido, por su valentía, tenacidad y paciencia infinitas, en la más popular y efectiva de las organizaciones que constituyen la oposición pacífica cubana dentro de la isla. Raro es el día que la prensa independiente no reporta una acción coercitiva, casi siempre violenta, contra estas mujeres por parte de los genízaros, uniformados o no, de la dictadura. El último capítulo de este perenne atropello se produjo ayer cuando la policía comenzó a arrestar Damas de Blanco en Santiago de Cuba, Holguín, Palma Soriano y otras localidades de la provincia de Oriente para impedir que asistieran a una misa en el Santuario del Cobre, situado en aquella provincia. Según las noticias transmitidas por los centros informativos independientes Háblalo Sin Miedo y Hablemos Press, se calcula en más de una docena las arrestadas, a quienes los agentes policiales, usando la fuerza, bajaron de los transportes que las conducían y obligaron a regresar a sus casas.

Anuncios