DETENGAN LOS JUEGOS DEL HAMBRE EN ÁFRICA

Queridos amigos y amigas:

Me llamo Baaba Maal, soy un músico senegalés, y les escribo personalmente para pedirles ayuda. Vivo en la región africana del Sahel, azotada por la sequía, donde 18 millones de personas están al borde del desastre. Un millón de niños y niñas podrían morir de hambre. Hasta ahora, nuestros gritos de socorro se han enfrentado a un silencio ensordecedor. Solo una contundente llamada a la acción puede impedir que esta catástrofe alcance unas dimensiones letales.

La ONU afirma que millones de vidas podrían perderse pronto si no se canalizan 1.500 millones de dólares en ayuda humanitaria de forma inmediata. Pero hasta la fecha, las cantidades prometidas por los gobiernos apenas cubren la mitad de esa cifra. EE.UU., Japón, Francia y Alemania pueden marcar la diferencia pero aún no han dado un paso al frente. Por esto he lanzado una iniciativa en el nuevo sitio web de Peticiones de la Comunidad de Avaaz para pedirle al mundo que nos ayude.

En pocos días, líderes de todo el mundo se reunirán en Bruselas para tratar el tema del Sahel. Si deciden comprometer los fondos necesarios en esa reunión, podremos evitar un desastre. Firma esta urgente petición ahora -Avaaz, Africans Act 4 Africa y Oxfam la entregarán en una acción coordinada cuando alcancemos un millón de firmas-.

Una terrible sequía, la inestabilidad política y unos precios de los alimentos por las nubes, están causando estragos en una zona tan grande como EE.UU., que se extiende desde el oeste de Senegal hacia el este de Sudán. La gente aquí está haciendo todo lo que puede por sobrevivir, pero la crisis es tan dura que es difícil mantener la esperanza. Veo a mujeres, niños y niñas intentando cultivar algo en parcelas de tierra que están totalmente secas. Ellos saben que la gente sabe lo que está pasando en el Sahel, pero no saben si la ayuda llegará algún día.

La ONU ha recibido sólo el 43% de los 1.500 millones de dólares que se necesitan -el déficit es gigantesco-. Pero los países más ricos pueden llenar este agujero; solo hace falta que tengan voluntad política. No contamos con mucho tiempo para evitar un sufrimiento masivo, y estoy decidido a seguir hablando en nombre de la gente de aquí hasta que reciban la ayuda que necesitan.

El mundo ya ha apartado la vista ante crisis como ésta, pero esta vez podemos marcar la diferencia entre la vida y la muerte si logramos forzar a nuestros gobiernos a responder. Firma ahora esta urgente petición:

http://www.avaaz.org/es/petition/The_grain_sacks_are_empty/?bqvWAbb&v=15178

Anuncios