ECUADOR / CORREA CONTRA LA PRENSA

Bonil. EL UNIVERSO. Ecuador.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha dado un paso más en la guerra que hace tiempo sostiene contra la prensa independiente de su país, la que él llama “corrupta” y que, casualmente, es la que se le opone. El nuevo paso consiste en prohibir a los funcionarios del Gobierno ecuatoriano dar entrevistas a periódicos y cadenas de televisión privados “de corte mercantilista”, también denominados, en la jerga palaciega, “oligopolios mediáticos que distorsionan la realidad informativa”. No hay que ser un lince para comprender que se trata de un boicoteo oficial a la prensa que a Correa no le gusta porque le toca las narices.

Anuncios