TESTIMONIO HISTÓRICO


DIÁLOGO DEL CHE CON EL OFICIAL BOLIVIANO QUE LO CAPTURÓ

El general boliviano retirado Gary Prado Salmón, quien capturó en 1967 al guerrillero Ernesto Che Guevara, reveló la víspera en una entrevista con una fundación en La Paz que el argentino reconoció un día antes de morir la posibilidad de haberse equivocado, según destacó la AFP.

“Sí, tal vez, nos equivocamos” –dijo Prado Salmón citando las palabras del prisionero ante la aseveración suya de que “una cosa que no nos gusta es que nos vengan a decir de afuera lo que tenemos que hacer”.

En aquel entonces con el grado de capitán y en la actualidad con 73 años, Prado Salmón detuvo el 8 de octubre de 1967 a Guevara cuando comandaba una compañía de militares bolivianos.

Después de tanto tiempo, el general relató la conversación que sostuvo en La Higuera con el Che, herido tras un choque armado en la zona denominada Quebrada del Yuro, según una entrevista realizada por la fundación privada de Bolivia Instituto Prisma.

Gary Prado Salmón (GPS) relató de la siguiente manera su conversación con el Che, la cual fue publicada por la AFP:

–Le pregunté qué ha venido usted a hacer a Bolivia, ¿no supo usted que habíamos tenido una revolución acá? Ya hicimos la Reforma Agraria (en 1952).

Che: Sí supe. Sí vine aquí a Bolivia, estuve en el 53, estuve de paso por acá, pero hay mucho que hacer.

GPS: Claro, pero déjenos a nosotros. Una cosa que no nos gusta es que nos vengan a decir de afuera lo que tenemos que hacer.

Che: Sí, tal vez nos equivocamos.

GPS: ¿Quién tomó la decisión? (de venir a Bolivia), ¿usted?

Che: No, fueron otros niveles.

GPS: ¿Qué otros niveles?

Che: Otros niveles.

Luego el Che averiguó sobre lo que vendría después, relató el general retirado.

Che: Y ahora ¿qué van a hacer conmigo?

GPS: Usted va a ser juzgado.

Che: ¿En Camiri? (donde fueron procesados el francés Regis Debray y el boliviano Ciro Bustos, ex miembros de la guerrilla guevarista).

GPS: No, en (el departamento de) Santa Cruz, porque ha sido capturado en esa jurisdicción y la Corte Marcial está en Santa Cruz.

Prado Salmón explicó que luego de esa conversación el guerrillero castrista ganó “un poco de perspectiva, le levantó el ánimo”.

En 1967 el entonces presidente de Bolivia, René Barrientos, de conjunto con las fuerzas armadas tomó la decisión de ultimarlo, pues no deseaban que un eventual juicio desencadenara una ola mundial de manifestaciones a favor del enviado de Castro, destacó la agencia.

[Radio Martí, 26/5/2012.]

Anuncios