Los pantalones de Lubna

Lubna Husein

Lubna Husein

Lubna Husein es una joven periodista sudanesa a quien un tribunal de Jartum ha condenado a recibir cuarenta latigazos por inmoral. Su inmoralidad consiste en usar pantalones. ¿Y a qué barbaridad habrían condenado a Lubna si se le hubiese ocurrido mostrarse en minifalda? Claro está que lo absolutamente inadmisible no es que en un país, por su cultura y sus tradiciones, se considere indecoroso determinado atuendo, sino que la sanción por usarlo consista, en pleno siglo XXI, en atormentar físicamente al infractor o la infractora, como en el medioevo y más atrás. Afortunadamente, parece que la bella y desafiante Lubna va a poder esquivar el castigo. Su abogado alegó que ella goza de inmunidad diplomática porque es empleada de la ONU, y, por lo pronto, el tribunal de sombras que la condenó ha aplazado la ejecución de la sentencia. Un episodio positivo de esta brumosa historia lo protagonizaron muchas mujeres que asistieron al juicio vistiendo pantalones y portando letreros en los cuales reivindicaban que se respetasen los derechos humanos. En Sudán, los musulmanes son mayoría. Lubna, con admirable coraje, sostiene que la flagelación es inconstitucional y escribe en publicaciones sudanesas contra los extremistas que aplican a rajatabla la ley islámica o sharia. Esto puede estar detrás de la condena de Lubna por lucir pantalones.

About these ads