LA DICTADURA CUBANA Y SU BLOQUEO A LA REVOLUCIÓN DE LAS REDES SOCIALES

Micaela Hierro Dori

(CADAL, 31/12/2012) Se podrían mencionar en los últimos seis años numerosos antecedentes para graficar cómo las redes sociales han servido para movilizar a multitudes que manifestaron su descontento y sus demandas al Gobierno. Desde los jóvenes del 2007 en Venezuela ante el cierre de RCTV hasta la Primavera Árabe, las famosas redes sociales de Twitter y Facebook fueron herramientas que facilitaron el proceso de protesta ciudadana.

Ahora bien, para poder movilizar a multitudes por las redes sociales es necesario el acceso a ellas. Sin embargo, en un mundo globalizado y ya informatizado, los principales motivos por los cuales las personas no tienen acceso a internet son por no poder pagar los medios, es decir, un impedimento económico; o por obstáculos impuestos con un fin de control político de las multitudes. En este último caso, se trata de regímenes totalitarios, donde es limitado el acceso a internet y existe un control estatal de la información.

Por ejemplo, en vísperas del derrocamiento del régimen en Egipto, de los 80 millones de habitantes había apenas un aproximado de 15% de ciudadanos con acceso a internet y 5% de usuarios de Facebook. En cambio en Argentina, donde movilizaciones masivas como el cacerolazo del 8N se realizaron a través de las redes sociales, dicha convocatoria se hizo libremente y fluyó fácil dado que el acceso a internet llega a un 77%.

Según una encuesta de la agencia Reuters realizada con Ipsos Global Public Affairs, el 75% de los argentinos que se conectan a internet son usuarios de Facebook y Twitter. Muy diferente es en Cuba, donde Eriberto Liranza, coordinador nacional del Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia, ha sido detenido arbitrariamente y por varias horas por agentes de Seguridad del Estado acusado del “delito” de acceder a Internet.

Entonces, a partir de este planteo parece obvio que en Cuba, la única dictadura remanente de la región latinoamericana, sea el lugar donde no hubo un efecto contagio de la ola de manifestaciones populares que lograron alzar su voz a través de la red en los últimos tiempos. En la isla, solamente el 4% tiene acceso a internet y por pocos minutos diarios; el 8% tiene acceso sólo a email, y apenas el 21% usa celular.

La bloguera Yoani Sánchez, reconocida internacionalmente, es un caso especial dado que su misión en la vida se ha convertido justamente que Cuba deje de ser una particularidad y que tener acceso a internet como acceso a la información sea un derecho vigente para todos los cubanos.

2013-01-08_1Los blogueros cubanos organizados en plataformas como Desdecuba.com o periodistas independientes que tienen en Internet su principal medio de publicación masiva o iniciativas como Primavera Digital, son casos atípicos. Para acceder a publicar en sus blogs y sus artículos en las páginas, los autores dependen delcompromiso internacional con la libertad de expresión de las Embajadas extranjeras en el país que facilitan el acceso a internet en turnos de una o dos horas semanales. En todo caso, aquellos que reciben remesas de sus familias del exterior pueden llegar a pagar los U$S 6 la hora en los cybers de ETECSA, donde la velocidad de navegación es de menos de 1 MB, pero para lo que representan los precios en Cuba, ese valor de la hora de internet es prohibitivo y excluye al 99% de la población.

A diferencia de otros países, aun aquellos con cybercensura y control como China, Cuba es una isla digital donde recién comienzan las personas a tener teléfonos celulares, que también tienen tarifas demasiado altas por la falta de infraestructura e inversión. Y este déficit le es muy útil al régimen para contar con un efectivo control de las comunicaciones e impedir la libertad de expresión.

Más allá de que son pocos los activistas cubanos que tienen los medios o los recursos para acceder a internet de modo excepcional, ellos publican en las redes sociales a través de los mensajes de textos. Es con cada mensaje de texto, pagando el costo de U$S 1, que los cubanos logran tuitear. Existen iniciativas como #CubaYaTwittea que organiza a la sociedad civil cubana para que comprendan el ABC de cómo funciona esta red social desde un teléfono que obviamente no tiene acceso a internet. La desventaja de tuitear pos SMS es que los que tuitean no pueden ver respuestas ni los tuits de los demás.

Y si bien el tuitear con SMS es una táctica que les facilita la denuncia en caso de detenciones arbitrarias para que haya presión desde el exterior, sigue sin ser una herramienta efectiva para movilizar multitudes. Para convocar es más efectivo enviar SMS uno a uno. ¿Pero cómo lograrlo si el salario promedio es de U$S 20 al mes y cada SMS cuesta U$S 1?

Desde el Proyecto Nuevo País, coordinado por Manuel Cuesta Morúa, que busca nuclear los distintos esfuerzos y movimientos que reclaman los derechos políticos, económicos, sociales y culturales en Cuba, convocan a todas las personas solidarias del mundo a colaborar para romper con esa barrera de información cargando crédito en los celulares y así facilitar los tuits de denuncia. Los pasos son los siguientes:

1) Entrar a una de estas páginas www.minumerolocal.com ,  www.ezetop.comwww.cysend.com

2) Colocar los números de teléfonos de activistas democráticos en Cuba. Por ejemplo:

Juan Antonio Madrazo, Coordinador Comité Ciudadanos por la Integración Racial@cubainterracial Cel: 52538923; Manuel Cuesta Morúa Partido Arco Progresistaa @Cubaprogresista Cel: 52840388; Berta Soler, Damas de Blanco @bertasoler Cel: 52906820; Eriberto Liranza, Movimiento Cubano de Jovenes porla Democracia@eriliranza Cel: 53341682; Guillermo Fariñas Hernández, ex preso político @chirusa32 Cel: 52415709; Jorge Luis García Pérez “Antúnez”, Movimiento Nacional de Resistencia Cívica ‘Pedro Luis Boitel @antunezcuba Cel: 52731656; Eugenio Leal, Grupo veritas @eugenioveritas  Cel: 52410542; Ernesto A. Vera Rodríguez, Abogado Independiente @ErnestoVeraRod Cel: 53162276; José Daniel Ferrer, Unión Patriótica de Cuba @Jdanielferrer Cel: 52997987; Jorge Olivera Castillo, Club de Escritores de Cuba @JorgeOlivera12 Cel: 52733826; Juan del Pilar Goberna, Partido Liberal Nacional Cubano @juanpgoberna Cel: 52783840; Librado Linares, Movimiento Cubano Reflexión @LibradoLinares Cel: 52378063; Oscar Biscet, Médico Activista DDHH, @OscarBiscet; Rosa María Payá, Movimiento Cristiano de Liberación @RosaMariaPaya; Lisbán Hernández, Cuba Independiente y Democrática (CID) @hlisban Cel: 53607558; Orlando Luis Pardo Lazo, Cubaencuentro @OLPL Cel: 53340187; Gloria Llopis @llopisprendesPF Cel: 53224504.

Para conocer más de estas personas u otras a quienes pueden ayudar, se recomienda ingresar a la Guía del Movimiento Cívico Cubano

3) Proceder a pagar con tarjeta de crédito, donde las opciones de carga van desde los 20 dólares.

En Cuba la revolución digital comenzaría desde los celulares pero los celulares necesitan crédito. En definitiva, en Cuba se da un poco de ambos motivos que impiden a sus ciudadanos acceder a internet: imposibilidad económica y trabas impuestas por el mismo Gobierno. Por eso la importancia de la solidaridad democrática internacional.

[Micaela Hierro Dori es Coordinadora de Programas del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal).]

About these ads