GRACIAS, FIDEL

2012-12-31

O. Santana

La moringa es el gran descubrimiento de Fidel Castro en 2012 para poner fin al hambre en Cuba. ¡Qué sería de los cubanos sin Fidel! De la moringa, como del cerdo, se aprovecha todo, y no da colesterol. Mastique unas hojitas de moringa al día y olvídese de los alimentos tradicionales del viejo régimen, como la carne, el pescado, los mariscos, los huevos, etcétera, a los que tanto tiempo hay que dedicar delante de los fogones. Además, consumiendo moringa ahorra combustible, detergente y agua porque no hay que cocinar nada ni fregar cazuelas y sartenes, motivo por el cual, además, esa planta maravillosa contribuye a reducir el trabajo doméstico, un aspecto que beneficia especialmente a la mujer trabajadora. Cultivar una matita de moringa en el patio, en el jardín o en una maceta le garantiza a usted tener al alcance de la mano, y sin hacer colas, los nutrientes que le proporcionan la vitalidad necesaria para seguir construyendo el socialismo.

About these ads