PELIGRA LA LIBERTAD EN INTERNET

2012-05-10En estos momentos, en un encuentro de Naciones Unidas en Dubai, un grupo de gobiernos autoritarios quiere tomar el control de Internet a través de un tratado global vinculante. Si lo logran, Internet podría acabar siendo menos libre, más caro y mucho más lento. Solo tenemos unos días para impedirlo.

Internet ha sido un gran ejemplo del poder ciudadano. Nos ha permitido conectarnos, alzar nuestras voces y presionar a líderes de todo el mundo como nunca antes, gracias a que ha estado en su mayor parte gestionado por usuarios y organizaciones sin ánimo de lucro, y no por gobiernos. Pero ahora Rusia, China, y Emiratos Árabes, entre otros, están tratando de reescribir un antiguo tratado de telecomunicaciones llamado RTI para controlar Internet, adaptando la Red a sus intereses en lugar de a las necesidades de los usuarios. Tim Berners Lee, considerado como uno de los “Padres de Internet”, ha advertido que este cambio podría aumentar la censura en Internet e invadir nuestra privacidad. Pero si nos oponemos a través de una petición ciudadana multitudinaria, reforzaremos la postura de los países que están luchando contra este asalto a la Red.

Hemos frenado ataques similares en el pasado y podemos volver a lograrlo esta semana, antes de que se consolide un texto definitivo. Ya está creciendo una ola de oposición al nuevo tratado RTI –firma la petición para decirle a los Gobiernos que saquen sus manos de nuestro Internet y reenvía este correo a todos tus conocidos–. Cuando lleguemos a un millón de firmas, irrumpiremos en la reunión de Dubai y entregaremos nuestra petición directamente a los delegados:

http://www.avaaz.org/es/hands_off_our_internet_i/?bqvWAbb&v=20024

El encuentro para actualizar el Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales (RTI) fue convocado por un organismo especializado de Naciones Unidas llamado Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). En condiciones normales, esta reunión hubiera pasado inadvertida, pero Rusia, China, Arabia Saudita y otros países están intentando aprovechar la ocasión para imponer un mayor control gubernamental sobre Internet. ¿Cómo? A través de propuestas encaminadas a restringir el acceso, vulnerar la privacidad, y autorizar el monitoreo y el bloqueo de tráfico; proponiendo además nuevas tarifas para acceder al contenido en línea.

Por el momento, Internet no cuenta con un organismo regulador centralizado, aunque varias organizaciones sin ánimo de lucro trabajan juntas para gestionar diferentes cuestiones tecnológicas, comerciales y políticas que le permiten operar. El modelo actual no es perfecto: la posición dominante de Estados Unidos y la presión que ejercen las grandes corporaciones demuestran que se necesita una reforma. Pero estos cambios no deberían venir de un tratado político y opaco entre gobiernos. Por el contrario, deben emerger de un proceso abierto y transparente que, impulsado por la ciudadanía, ponga las necesidades de los usuarios en el centro de la reforma.

La UIT realiza una labor extremadamente importante, asegurando el acceso y la expansión de Internet en los países con menos recursos, pero no es el organismo apropiado para introducir un cambio de modelo. Aseguremos que nuestro Internet permanece libre y gobernado por los usuarios. Juntos podemos demostrar a la UIT y al mundo entero que la ciudadanía no permanecerá en silencio frente a este ataque a la Red. Haz clic abajo para firmar esta petición y compártela con todos tus conocidos:

http://www.avaaz.org/es/hands_off_our_internet_i/?bqvWAbb&v=20024

Ya nos hemos unido antes para defender un Internet libre, y lo hemos logrado. Mediante una petición de Avaaz, más de tres millones de personas exigimos al gobierno de Estados Unidos que paralizara un proyecto de ley que habría permitido a EE.UU. cerrar cualquier sitio web, contribuyendo a presionar a la Casa Blanca para que retirara su apoyo a la iniciativa. En la UE, el Parlamento Europeo negó su apoyo a ACTA, otra amenaza contra la libertad del Internet, tras una petición firmada por 2.8 millones de personas. Juntos podemos conseguirlo de nuevo.

About these ads