EMPLAZAN AL GOBIERNO CASTRISTA

2012-12-04

Hace un mes, Berenice Héctor González, de 15 años, fue navajeada en la ciudad de Cienfuegos por defender a las Damas de Blanco. La agresora, hija de un oficial de la policía castrista, ni siquiera ha sido llamada a declarar no obstante haber sido denunciada por la familia de la agredida.

(CCPDH, 5/12/2012) Emplazamos a las autoridades de Cuba a procesar el crimen contra la joven Berenice Héctor González como dispone la ley vigente.

Fuentes independientes dentro de Cuba reportan que la adolescente Berenice Héctor González fue atacada a cuchilladas por una partidaria del régimen el pasado 4 de noviembre en Cienfuegos. De acuerdo con las mismas fuentes, la joven Berenice González sufrió cortes en la cara, el cuello y otras partes de su cuerpo a manos de Dailiana Planchez Torres, hija de un oficial de la policía política de Cienfuegos, por defender públicamente a las Damas de Blanco. A pesar de que la familia de la joven agredida presentó una denuncia formal ante la policía local, la agresora sigue sin castigo.

Esta no es la primera vez que se reporta la agresión brutal por civiles partidarios del régimen contra ciudadanos pacíficos por el solo delito de ejercer sus derechos y libertades civiles y políticas. Son cada vez más frecuentes los casos de opositores pacíficos atacados de manera brutal por civiles sin identificación aparente con ninguna autoridad oficial, y quienes violan la ley vigente con total impunidad. El objetivo evidente de estos ataques es amedrentar y silenciar a los opositores al régimen.

Es obvio que ataques como estos no ocurren de manera espontánea en un estado policial como el que impera en Cuba. Más bien, la experiencia indica que estos ataques son en el mejor de los casos tolerados, y en el peor de los casos incitados por las autoridades. De cualquier manera, el estímulo oficial a la violencia arbitraria, con el consecuente desacato de la ley vigente y alteración del orden público, solo conducen al descrédito de la autoridad y la ley, al desorden social, y a más violencia, en detrimento de toda la sociedad. Lo que hoy pudiera ser un instrumento útil del estado para silenciar a sus adversarios, mañana podría contribuir a un conflicto social generalizado.

Emplazamos al Gobierno cubano a detener esta peligrosa espiral de violencia antes de que ocasione un daño irreversible a la sociedad cubana.

Emplazamos a las autoridades correspondientes a procesar el caso de Berenice Héctor González como dispone la ley vigente. Enjuiciar y condenar a los responsables de este crimen y de otros por el estilo es una responsabilidad fundamental de cualquier estado que valore el orden y la seguridad pública y sería la mejor manera de frenar esta espiral de violencia.

Emplazamos al Gobierno cubano a renunciar a la represión e incitación violenta contra sus adversarios y hacemos responsables al régimen por la vida y la seguridad de todos sus ciudadanos, particularmente de aquellos que se le oponen de forma pacífica.

COMITÉ CUBANO PRO DERECHOS HUMANOS

About these ads