MUERE CARLOS EDMUNDO DE ORY

Ayer, jueves, murió el poeta Carlos Edmundo de Ory en su casa de Thezy-Glimont, en las proximidades de Amiens. Lo mató la leucemia. Vivió en Francia durante más de cuarenta años, al margen del “mundanal ruïdo” y bastante olvidado, pero sin dejar de escribir. Había nacido el 27 de abril de 1923 en Cádiz, donde mantuvo íntimos amigos y fieles lectores. Uno de ellos, el poeta José Ramón Ripoll, publica hoy, en la edición digital de El País, un estupendo artículo sobre De Ory, a quien Rubén Darío no habría negado un lugar en su galería de “los raros”.

DAME

Dame algo más que silencio o dulzura
Algo que tengas y no sepas
No quiero regalos exquisitos
Dame una piedra

No te quedes quieto mirándome
como si quisieras decirme
que hay demasiadas cosas mudas
debajo de lo que se dice

Dame algo lento y delgado
como un cuchillo por la espalda
Y si no tienes nada que darme
¡dame todo lo que te falta!

Carlos Edmundo de Ory

About these ads