Presentarán libro de Belkys Rodríguez Blanco

Belkys libro afiche

Relatos en Minifalda, de la escritora cubana Belkys Rodríguez Blanco, será presentado el jueves 23 de este mes, a las 19:30h, en el Museo Poeta Domingo Rivero (C/ Torres, 10, Barrio de Triana, Las Palmas de Gran Canaria). La autora estará acompañada por Pablo Checa, del departamento de CanariaseBook SL., y los escritores Manuel Díaz Martínez y Sandra Franco.

Belkys Rodríguez Blanco es licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana. Fue reportera y redactora en diferentes medios de comunicación en Cuba y colaboradora de la sección cultural del periódico digital Canarias al Día. Formada en talleres de escritura creativa impartidos por los escritores canarios Alexis Ravelo y Santiago Gil.

Entre sus relatos publicados se encuentran: «El Túnel» en taller de cuentos Factoría de Ficciones, Biblioteca Pública de Las Palmas de Gran Canaria; «Retoques» en Ámbitos de Microficción, (edición de Santiago Gil), Beginbook Ediciones; «El Barrendero» (I Premio Ex-présate), publicado en Libérate hasta de ti, Editorial Hipálage, y «Mi otoño», en Diversidad Literaria (I Concurso Otoño e Invierno). Premiada con accésit en la XXV Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria con el microrrelato «Rebelión».

José Lorenzo Fuentes…

Luis Cino Álvarez, La Habana.
(CUBANET, 13/10/2014) En el año 2008, el escritor cubano exiliado José Lorenzo Fuentes en una entrevista con el poeta y periodista Manuel Díaz Martínez, afirmó que sus imaginarios pueblos Maguaraya y Mabujina aparecieron antes que el Macondo de Gabriel García Márquez.
En aquella entrevista, José Lorenzo Fuentes dijo: “Ha sido un error de la crítica señalar que los pueblos imaginarios que aparecen en algunos de mis libros -Maguaraya o Mabujina- nacieron después de hacer su aparición Macondo, la versión garciamarquiana de un pueblo que no puede encontrarse en el mapa, como el Comala de Juan Rulfo, por ejemplo. García Márquez es un escritor a quien mucho admiro y respeto, que además es mi amigo de años, pero debo decir la verdad, el primer pueblo imaginario que yo concebí, Maguaraya, que por supuesto, no puede ser localizado en el mapa cubano, vio la luz por primera vez en la revista INRA (abril de 1960, año I, número 4), es decir, siete años antes de que Macondo apareciera en Cien años de soledad. Además, Maguaraya le da también título a un libro de cuentos que me publicó en 1963, cuatro años antes, la editorial de la Universidad de Las Villas, entonces dirigida por Samuel Feijóo. El siguiente pueblo, Mabujina, apareció en mi libro El vendedor de días, bajo el sello de la editorial Letras Cubanas, en 1967, el mismo año en que se comenzó a saber de Macondo”.
José Lorenzo Fuentes incurría en un error. Macondo, el equivalente latinoamericano del Yoknapatawpha faulkneriano, no apareció por primera vez en Cien años de soledad, en 1967, sino en La mala hora, que fue publicada en 1955, es decir, cinco años antes de que Maguaraya viese la luz en el cuento publicado en la revista INRA en 1960.
No tener la primacía en la cuestión de los pueblos imaginarios en la literatura latinoamericana no quita mérito a José Lorenzo Fuentes: por su imaginación desbordada y el empleo de artilugios poéticos para nombrar la realidad, su narrativa ha sido comparada por algunos con la del Gabo.
José Lorenzo Fuentes nació en Santa Clara en 1928. Su libro de cuentos Después de la gaviota obtuvo mención de honor en el Concurso Casa de las Américas de 1968(*).
José Lorenzo Fuentes, que se considera un escritor del Boom de la narrativa latinoamericana a pesar de que no gozó de sus beneficios, tiene méritos extraliterarios de los que casi no se habla.
En junio de 1991 fue uno de los firmantes de la Carta de los Diez, un documento que habló sin cortapisas y puso los puntos sobre las íes a la dictadura. Un gesto, más que cívico, heroico. Le valió, como al resto de los intelectuales firmantes, todo tipo de represalias hasta que finalmente tuvo que marchar al exilio.
Pero más valiente que el acto de firmar aquella declaración fue la invariable amistad y el apoyo que José Lorenzo Fuentes y su esposa Lida (fallecida en el exilio) siempre brindaron a la poetisa María Elena Cruz Varela, la autora de la Carta. Con todo lo que implicaba la proximidad a la poetisa disidente, cuyo edificio en Alamar fue vigilado y asediado a toda hora por los esbirros de la policía política y sus chivatos y porristas, hasta que finalmente se la llevaron presa.
En aquellas circunstancias, muchos comentaban que había que estar loco para ser amigo de María Elena Cruz Varela y visitar su apartamento. No obstante, Fuentes y Lida no dejaron de hacerlo.
Después de todo, José Lorenzo Fuentes ha advertido que él, como todo escritor, no es “un ser totalmente normal”. Lo dijo en aquella misma entrevista de hace seis años a su amigo Manuel Díaz Martínez, otro de los firmantes de la Carta de los Diez.

José Lorenzo y García MárquezJosé Lorenzo y García Márquez en La Habana.

_____________________________________
(*) En 1967, José Lorenzo Fuentes recibió el premio “Cirilo Villaverde”, de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, por su novela Viento de enero.

Banalización de la crueldad

Me gustan los animales porque son las víctimas inocentes
de la crueldad humana, que no tiene límites.
Brigitte Bardot

Animalista aficheDesde 1931, el 4 de octubre se celebra el Día Mundial de los Animales. Es una fiesta de la piedad que Juan Pablo II potenció al declarar a San Francisco de Asís, el 4 de octubre de 1980, Patrono de los Animales y los Ecologistas. Por razones que ignoro, pero que sin duda son ajenas a la espiritualidad, esta decisión papal es despreciada por los eclesiásticos de Tordesillas, los cuales aprueban el Toro de la Vega, uno de los espectáculos de maltrato animal más espeluznantes de cuantos registra el Calendario de Festejos Crueles (cartelera española de la barbarie que el Observatorio de Justicia y Defensa Animal mantiene en internet: http://www.justiciaydefensaanimal.es/observatorio-calendario-festejos-crueles.php).
La banalización de la crueldad -cuya muestra más nítida es la impiedad transformada en divertimiento- es propia de las sociedades primitivas. Resulta, pues, preocupante que un Estado moderno, como es España, admita que se continúe jugando con el sufrimiento de seres vivos y que este aberrante culto a la barbarie se legitime con la especiosa excusa de preservar “tradiciones culturales”. En clave contemporánea, banalizar la crueldad equivale a desnaturalizar la cultura. Una cosa es no olvidar la historia y otra, muy diferente, es mantener vivas costumbres salvajes de épocas pasadas.

Verbum publica antología de Luis Antonio de Villena

Villena libro

La editorial Verbum acaba de añadir otro título de primera magnitud a su Colección de Poesía. Se trata de Cuerpos, Teorías, Deseos, libro de 242 páginas en el cual Luis Antonio de Villena, uno de los autores imprescindibles de la poesía española de hoy, ha reunido sus mejores poemas. A propósito de esta antología, Raúl Rivero ha escrito en Diario de Cuba: “Luis Antonio de Villena (Madrid, 1951) ha inventado un mundo de belleza, rebeldía, emociones intensas y espejismos. Es en ese universo donde quiere vivir, entre otras cosas, porque ahí no envejece y aunque la realidad, que a veces cruza las fronteras, le haga trampas para derrotarlo, el poeta, una autoridad en la tentación del fracaso, se pone unos espejuelos y canta.”

RELATO, EN ENERO, DE UN MONJE SOLITARIO

Con la edad imaginas la muerte en el invierno:
Es todo de hielo y enormemente blanco.
Más que frío de frío, en lo adentro está el frío,
que ni duele ni calma, ni sosiega ni enerva…
Los fantasmas visitan al que piensa en la muerte.
Inconcretos fantasmas que son todos y nadie.
Rostros conocidos, telas blancas, almas blancas, pero
cuerpos sin nombre. Cuerpos blancos de frío y de ceniza.
Tú estás en la ventana mirando el mundo muerto,
blanco como el suspiro y frío, nieve y negro.
Ves y no ves, todo es oscuro y claro, estás solo
y ves gente que está sola y te hablan y hablas,
pero sin aire no hay voz, ni ruido ni ternura…
Hay sólo un alma blanca. Muerta, entre frío y muertos.

LUIS ANTONIO DE VILLENA

Ni perdón ni clemencia, Blondinet

El perdón, la memoria, la no memoria … me escribe un amigo desde París. Antes yo le he dicho que en mis sienes se sientan a descansar pensamientos sobre el avatar cubano. Ni siquiera lo llamo tragedia o tragicomedia de actores todos agrupados en la escena o tras el telón de fondo. El avatar me interesaba diluirlo en una amable taza de café asomada tras la conversación entre tres generaciones, que bien podrían ser dos. Manolo, Claudia y yo, con la presencia a la espalda de Blondinet. ¿De qué me arrepiento? ¿Me arrepiento o no? ¿Pido perdón o ruego clemencia? Ninguna de estas preguntas satisfarían a ninguna de las partes porque dichas partes son el fraccionamiento de ilusiones muchas, muchos sufrimientos golgotianos y muchos egos caudillistas. Para nosotros, las ilusiones y el sufrimiento; para el culpable, atravesar el Gólgota.los egos se escapan raudos antes de que llegue el perdón o la clemencia. En ello estamos.
He sido fiel hasta que comprendí que la traicionada era yo; he sido leal desde el momento mismo en que decidí cambiar el mundo junto con los que sintieron los gritos de los jóvenes torturados en las prisiones del aquel dictador de apellido sonoro que rimaba con amatista. El otro, el caudillo enésimo de la historia cubana, solo rimaría con alabastro y sería algo de grito de segunda, manchado y triste, en una piel marcada por los años.
Ni perdón ni clemencia, Blondinet… busca y encuentro de raíces en seres humanos que como tú y yo podemos ser equilibristas en una misma cuerda mientras sea el amor y no el odio lo que tense nuestros extremos.
Sandra Salamandra, un día cualquiera en el otoño de las islas mirando hacia los continentes ajenos.

La CIDH pide protección para escritor cubano preso

(REPORTEROS SIN FRONTERAS, 10/10/2014) El 26 de septiembre de 2014 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó al gobierno cubano que otorgue medidas de protección a Ángel Santiesteban-Prats. El escritor y bloguero, quien se encuentra encarcelado desde febrero de 2013, ha denunciado en varias ocasiones haber padecido malos tratos y tortura.

Mediante una resolución la CIDH pidió al gobierno cubano que otorgue medidas cautelares a Ángel Santiesteban-Prats. Esto, después de que Elisa Tabakman, editora del blog del escritor “Los hijos que nadie quiso”, recurriera al organismo. En junio de 2013 Elisa Tabakman ya había informado a la CIDH de los malos tratos, las amenazas y la tortura psicológica que padecía Ángel Santiesteban-Prats en prisión, donde se encuentra desde febrero de 2013.

El 21 de julio de 2014, las autoridades habían dado a conocer que el escritor se había fugado de la prisión asentamiento de Lawton [La Habana]. El hecho tuvo lugar después de que corrieran rumores de que el bloguero sería trasladado a una prisión de alta seguridad de una Unidad de Tropas Guardafronteras. Así, Elisa Tabakman contactó de nuevo a la CIDH para pedirle que el caso de Ángel Santiesteban-Prats fuera tratado rápidamente.

Angel Santiesteban-Prats

Ángel Santiesteban-Prats

Recientemente en su blog Ángel Santiesteban-Prats confirmó que, efectivamente, se había evadido del centro de reclusión y que había pasado cinco días en libertad, tras los cuales se entregó a las autoridades. Asimismo, señaló que su evasión no constituía una fuga, que estaba en su derecho. Su sentencia contempla un periodo de libertad de 72 horas tras dos meses de cárcel, lo cual le habían negado sistemáticamente las autoridades. Al regresar a prisión, el bloguero fue trasladado a la prisión de alta seguridad.

En vista de la gravedad de los hechos, la CIDH pidió el 26 de septiembre al gobierno cubano que otorgara medidas cautelares al bloguero para garantizar su integridad física.

“Reporteros sin Fronteras exhorta a las autoridades cubanas a respetar la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y reitera su petición de que se ponga en libertad de inmediato al bloguero, así como de que se retiren todos los cargos presentados contra él”, señaló Virginie Dangles adjunta de la Dirección de Programas de nuestra organización.

El escritor y bloguero se encuentra encarcelado debido a su postura, abiertamente crítica frente al gobierno cubano. En diciembre de 2012 se le declaró culpable de “violación de domicilio y lesiones”, por lo que fue condenado a cinco años de prisión tras un proceso relámpago. En una entrevista concedida a Televisión Martí el 15 de Julio pasado, su hijo afirmó que fue manipulado para confirmar las acusaciones falsas contra su padre. También denunció que se trata de un caso fabricado.

Cuba es el último país de América en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras, en la que ocupa el lugar 170 entre 180 países.